Diario Sur

Medio centenar de voluntarios limpian los fondos marinos del espigón de La Térmica

Las playas no son un vertedero, son un espacio que debe ser cuidado y respetado. Este es el mensaje que quiere transmitir la Asociación Universitaria de Actividades Submarinas (AUAS), que ayer pidió la colaboración de los malagueños para limpiar las costas, en este caso la del espigón de La Térmica y medio centenar de voluntario respondieron a la llamada.

Los colaboradores fueron divididos en dos grupos: buceadores, para sumergirse en el agua, y 'voluntarios de tierra', que realizan una batida por los alrededores del espigón en busca de cualquier desperdicio. Ambos grupos participan por iniciativa propia y «se mueven todos a una», según afirmó el presidente de AUAS, Paco Bautista.

El espigón es la décima limpieza de este tipo que se realiza desde la asociación, la idea es abarcar el mayor número posible de playas (ya han actuado en Pedregalejo o El Candado), a la vez que conservar los lugares más emblemáticos de la ciudad en el mejor estado posible.