Diario Sur

El Guadalmedina, un bosque salvaje

Abundante vegetación, árboles incluidos, en el lecho del río.
Abundante vegetación, árboles incluidos, en el lecho del río. / J. M. A.
  • Su cauce presenta una exuberante vegetación a pocos días de iniciarse la época de lluvias

No, no es que en el Guadalmedina ya hayan hecho un parque. No. «Es el estado salvaje que presenta el cauce, a su paso por Ciudad Jardín, con abundantes arbustos y árboles bien crecidos, con el peligro que ello representa ante las fechas que encaramos», expone Carmen C. Castrona en un escrito dirigido a este periódico. Y no le falta razón, porque la imagen que presenta el río recuerda más a un bosque que a un río debido a la abundante vegetación que ha crecido en el cauce. «En Málaga llueve poco, sí, pero no olvidemos que cuando lo hace... y tampoco olvidemos que la famosa y recordada ‘riá’ del año 1907 fue precisamente en septiembre», advierte esta ciudadana.

Un tema que en los últimos años siempre sale a la palestra en estas fechas. Hace unos días el Ayuntamiento y el propio alcalde de la ciudad aseguraban que corresponde a la Junta de Andalucía la limpieza de la vegetación que se acumula en los cauces de los arroyos y ríos, según una sentencia del TSJA, al que recurrió el Consistorio para que aclarara las competencias en esta materia siempre rodeadas de polémica. El Ayuntamiento ha cumplido con sus deberes en este asunto, ya que desde el mes de agosto viene limpiando de los cauces de los ríos y arroyos los residuos urbanos, es decir las basuras y otros desechos, que es lo que le compete. El problema es que la vegetación bloquee los puentes y embovedados en caso de lluvia, según dejó ver el alcalde hace unos días, por lo que aseguró que pedirá a la Junta que cumpla con sus funciones. El plan de actuación municipal en este asunto ha supuesto la revisión de 90 arroyos repartidos entre la Cuenca del Guadalmedina, la Cuenca del Guadalhorce y la Cuenca Este. La limpieza de esos lugares se ha acometido en base a un informe elaborado por Protección Civil, y los trabajos están prácticamente terminados. Ahora falta la otra parte de la tarea para evitar riesgos.

Arroyo del Café y de La Caleta: piden también su limpieza

Los vecinos que viven en el entorno del arroyo del Café, tanto por la avenida Pintor Joaquín Sorolla como por la calle San Vicente de Paúl, insisten en que se limpie el cauce de ese arroyo, ya que se quejan de que es el motivo de la presencia de mosquitos, cucarachas y ratas. Ya en julio pasado, vecinos de la zona de Bellavista denunciaron a este periódico la presencia de insectos y roedores que penetraban en las viviendas y que achacaron a la falta de limpieza del arroyo, con abundante vegetación. Como el de La Caleta, a su paso por la avenida de Las Caballerizas, en la zona del Paseo Miramar, lleno de arboleda y matojos y que precisa de un buen saneamiento para evitar malos mayores, como apunta otro vecino de la zona.