Diario Sur

Aviación Civil pide un parque en el Benítez sin césped para no atraer a los pájaros

El Ayuntamiento llegó a realizar el vaciado de terreno para la balsa que prohibió Aviación Civil.
El Ayuntamiento llegó a realizar el vaciado de terreno para la balsa que prohibió Aviación Civil. / Ñito Salas
  • El ente del Ministerio de Fomento, que ya prohibió la realización de una laguna, supervisará las especies que se plantarán en el antiguo campamento

Hacer un parque en el entorno cercano de un aeropuerto tiene sus dificultades y condicionantes. Eso lo han aprendido bien en los últimos dos años los responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo, que han tenido que adaptar el plan especial que avala el futuro parque en los terrenos del antiguo campamento Benítez –recientemente aprobado de forma definitiva por la Junta de Andalucía– a los requisitos exigidos por la Dirección General de Aviación Civil. Este ente del Ministerio de Fomento ya prohibió la realización de una laguna en esta nueva zona esparcimiento para los malagueños, con el argumento de que ello supondría un punto de atracción para aves y pájaros que podrían poner en peligro el normal discurrir de los aviones que despegan y aterrizan en el cercano aeródromo. Con todo, el rechazo a esta balsa de agua llegó tarde, puesto que el Consistorio ya había realizado el vaciado del terreno, sin tramitar antes el plan especial.

Sin embargo, según ha podido conocer este periódico, los reparos de Aviación Civil no se quedaron solo en la laguna, que posiblemente será utilizada para instalar un depósito de agua reciclada para el riego del parque, sino que se extendieron también a las plantaciones de especies vegetales previstas para la zona. Así, los responsables de este departamento de Fomento pidieron a los de la Gerencia de Urbanismo que el parque carezca de praderas de césped porque son igualmente atractivas para los pájaros.

Pendientes del BOJA

En el documento del plan especial, al que ha tenido acceso este periódico, se indica expresamente que «se evitarán las superficies o praderas de césped para limitar el gasto de agua y reducir su mantenimiento». Sin embargo, según varias fuentes consultadas, detrás de esta restricción se esconde también la negativa de Aviación Civil que, en su informe al plan para el Benítez, pidió especialmente que se introdujera la obligación de someter a su parecer las plantaciones que puedan incluirse en el proyecto para el parque. Este diseño no ha sido aprobado todavía por el Ayuntamiento, y requiere de la publicación previa de la normativa del plan especial en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, una vez que el Consistorio corrija varias cuestiones recogidas en la orden de aprobación de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.

Según el plan para el Benítez, el parque necesitará la plantación de 649 unidades de especies vegetales, entre árboles y arbustos que deberán ser autóctonas y «resistentes al estrés hídrico». Así, contemplan que se siembren olivos, encinas, chopos, lavandas, sauces, romero, retama, tomillo, orégano, salvia y palmito. También se deberán instalar mallas que impidan el crecimiento de hierbas en macizos de arbustos y caminos, cubriéndolas con cortezas de pino y gravas.