Diario Sur

Denuncian a un taxista 'pirata' que organizaba viajes de Málaga a Cádiz

  • La Policía Local del Distrito Cruz Humilladero ha llevado a cabo una investigación que culminó con la identificación de un individuo que ofrecía la tramitación de documentos y transporte de ida y vuelta desde distintos puntos de la provincia al Consulado de Argentina en la capital gaditana

La Policía Local de Málaga ha sorprendido y denunciado a un 'taxista pirata' que organizaba viajes desde Málaga a Cádiz, concretamente al Consulado de Argentina, sin contar con los permisos necesarios para ello.

Agentes de la Policía Local del Distrito Cruz Humilladero han llevado a cabo una investigación que culminó con la identificación y denuncia de un individuo que ofrecía la tramitación de documentos administrativos y transporte de ida y vuelta desde distintos puntos de la provincia de Málaga al Consulado de Argentina en Cádiz, careciendo de los permisos administrativos correspondientes.

Así, según ha informado la Policía Local en un comunicado, se anunciaba por redes sociales e Internet, donde captaba a los clientes y acordaba con los mismos sus traslados desde Málaga y otros municipios de la provincia previo pago. Las salidas se llevaban a cabo los viernes y al parecer llevaba ejerciendo esta actividad durante los últimos seis años.

Respecto a los precios, han precisado en un comunicado, podían variar dependiendo del servicio contratado, aunque parece ser que sólo por el viaje cobraba 50 euros por persona. Para cada porte solía captar hasta ocho clientes, a los que recogía con un minibús o furgoneta de nueve plazas, que previamente alquilaba.

El pasado 2 de septiembre los agentes de este distrito organizaron un dispositivo para la localización del vehículo y conductor implicados. Sobre las 05.25 horas sorprendieron al individuo conduciendo una furgoneta de nueve plazas acompañado por dos pasajeros, observando cómo paraba en la avenida Héroe de Sostoa, junto a la estación de tren Málaga-María Zambrano, donde contactó con un nuevo cliente que también se adentró en el vehículo.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a interceptar la furgoneta, identificando por separado a conductor y pasajeros, corroborando por las manifestaciones de estos últimos que habían abonado previamente una cantidad de dinero para recibir el servicio de transporte en carretera hasta su destino en Cádiz, siendo informados de la obligación del conductor de proporcionarles un medio de transporte alternativo para llegar a su destino.

En cuanto al conductor, fue denunciado por una infracción a la normativa de transportes de viajeros por carecer de la licencia o autorización municipal exigida, y el vehículo, del que se comprobó que pertenecía a una empresa de alquiler, fue intervenido y trasladado mediante grúa al depósito municipal.

Lucha contra el intrusismo

La Policía Local de Málaga ha recordado la labor que se está realizando para evitar el intrusismo en el sector del taxi y que pretende "poner cerco" a los conductores que ejercen ilegalmente la actividad, habiéndose visto facilitada por el endurecimiento de las sanciones, que, desde la modificación de la Ley de Transportes, incluyen la inmovilización de los vehículos utilizados hasta el pago de la sanción correspondiente.

Desde el año 2013 hasta la actualidad la Policía Local ha denunciado a un total de 105 taxistas ilegales. Además, desde que se endureció la normativa, de los últimos 23 denunciados --uno de ellos por partida doble-- sólo nueve han recuperado sus vehículos debido a la fuerte sanción que deben afrontar en los expedientes sancionadores tramitados en la Oficina Municipal del Taxi, con un mínimo de 1.380 euros, 966 euros si el pago se produce antes de un mes.

La investigación y la labor de seguimiento que realiza la Policía Local sobre conductores que ejercen ilegalmente la actividad del taxi, sobre todo en las inmediaciones de la estación de autobuses de la capital y con la colaboración de los servicios de vigilancia de la misma, han permitido identificar a la mayoría de los taxistas ilegales denunciados, que suelen tener edades comprendidas entre los 40 y los 45 años y proceden de distintos puntos de la geografía andaluza.

Para sorprenderlos, los policías locales llevan a cabo seguimientos en los que comprueban que los vehículos son utilizados para ejercer la actividad de transporte de viajeros de un modo irregular, tras lo que proceden a darles el alto e identificar a los ocupantes, en su gran mayoría de origen magrebí, tanto conductores como pasajeros. Además, las investigaciones policiales han constatado que los 'taxistas piratas' utilizan intermediarios para la captación de clientes, los cuales, a su vez, ejercen labores de contravigilancia respecto a los servicios policiales con la intención de dificultarles su labor.

Tras inspeccionar los vehículos en cada una de las actuaciones, los agentes levantan las correspondientes actas a los conductores, por un lado, un acta de denuncia por ejercer la actividad de transporte de viajeros careciendo de la preceptiva licencia o autorización municipal exigida; y por otro, un acta de inmovilización o depósito de los vehículos por transporte de viajeros sin título habilitante para ello, que son enviadas para su tramitación a la Oficina Municipal del Taxi del Área de Movilidad. Asimismo, tal y como prevé la nueva normativa, los agentes retienen la documentación de los vehículos.

En cuanto a los pasajeros de los transportes, son informados de que los conductores denunciados tienen la responsabilidad de buscar los medios alternativos necesarios para hacerlos llegar a su destino, así como de que, en caso contrario, los gastos causados para los traslados a sus destinos corresponderían a dichos conductores, debiendo reclamar para ello a la administración municipal.

También han recordado la operación 'Adriano' llevada a cabo en dos fases coincidiendo con el inicio y final de la Operación Paso del Estrecho (OPE) que permitió la intervención de ocho taxis ilegales, siendo identificados y denunciados sus respectivos conductores.

La Policía Local ha detectado que, en su gran mayoría, los 'taxis piratas' suelen realizar los mismos viajes, repitiéndose continuamente los servicios entre Málaga y Almería y Málaga-Algeciras.