Diario Sur

Zorrilla ve «parálisis» y pide diálogo al PP para desbloquear grandes asuntos

Zorrilla y Ramos, en una reunión de planificación de trabajo en el grupo IU-Málaga para la Gente.
Zorrilla y Ramos, en una reunión de planificación de trabajo en el grupo IU-Málaga para la Gente. / P. R.Q .
  • El portavoz de IU-Málaga para la Gente critica:«El alcalde ha perdido el rumbo y no es capaz de sacar nada adelante». El PSOEperdería este pleno un concejal

Esta semana ha supuesto el definitivo pistoletazo de salida del curso político en la Casona del Parque. Mientras el alcalde Francisco de la Torre alardea de ‘smartcity’ en Silicom Valley, los grupos de la oposición, todos, han empezado a medir sus posiciones cara al otoño.

El multipartidismo da más juego, pero también es más trabajoso. Sacar la cabeza del tiesto, hacerse notar, destacar, supone un plus de intensidad, sobre todo en la variopinta oposición que todos aspiran a liderar. La visibilidad no es, ni ha sido, necesariamente para el grupo que tiene más concejales frente a la gobernanza, sino para el que se trabaje los asuntos y tenga el ‘punch’ necesario para venderlos protagonizándolos. De ahí que el que dé primero, generalmente, sea el que da dos veces y acabe acaparando los focos.

Esta oposición, que supera en número de concejales al equipo de gobierno, 17 frente a 13, ha jugado en este primer año en comandita para distintos asuntos, generando ansiedad y metiendo presión en el equipo de gobierno del PP, que ha demostrado en este tiempo que sus capacidades para el diálogo son aún precarias. Se salvan del envite el concejal de Economía, Carlos Conde;que lo ha demostrado en la negociación de ordenanzas fiscales, con todos;y el presupuesto, con el equipo naranja;y el portavoz popular Mario Cortés, que aunque no tiene mucho ‘feeling’, pero sí relación con Málaga Ahora, sí que es capaz de dialogar con Ciudadanos, IU-Málaga para la Gente y el PSOE. También se ha manifestado con ciertas dotes de atracción centrista, Teresa Porras, de la que el concejal socialista Daniel Pérez, dice que tiene un elixir que engatusa al portavoz Juan Cassá.

Todos están ya en sus puestos, ahora sólo queda por saber si este año habrá alguna novedad en la ciudad que se lleve a cabo o si seguiremos dándole patadas al balón para tropezar con muchos obstáculos y no llegar nunca a la meta.

IU-Málaga para la Gente. Desbloquer temas de ciudad

Ni que decir tiene que en la oposición hace, casi siempre, más frío que en el gobierno, pero IU-Málaga para la Gente está acostumbrada a batallar desde la minoría, y no parece pesarle. La costumbre es una buena compañera, casi nunca defrauda. Sus dos concejales no cejan en su empeño de tener un espacio político y mediático y estos días han mantenido varias reuniones, asesores incluidos, para resituarse tras el verano y oponerse al equipo de gobierno del PP, que para eso, no lo olviden, son oposición. Aunque a veces deben entender que también hay que remar por el bien de la ciudad.

El posicionamiento está claro. El portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla;y la edil Remedios Ramos; planificaron ayer su flanco de acción hostigando al PPpor «la parálisis en la que tiene sumida a la ciudad, sobre todo en lo que se refiere a los grandes proyectos», como explicaba Zorrilla. «El alcalde está bloqueado, noqueado;no tiene proyecto de ciudad y vive a golpe de titular y por eso ahora se ha sacado de la manga la peatonalización de la Alameda. El Plan Municipal de Movilidad Sostenible es de 2009, y ya hablaba de peatonalizarla, en el 2015 sacó uno nuevo y borra la peatonalización. Está viendo que se le acaba la legislatura y que no va a hacer nada;y ahora lo vuelve a sacar para intentar salvarse, pero ¿está convencido o sólo quiere marear?Esa es la pregunta».

A esto, Zorrilla le suma la falta de diligencia en el Guadalmedina, en donde también critica el bloqueo de la Junta, el sondeo o encuesta en los terrenos de Repsol «que no sé cuándo veremos, lo que quieren es cansarnos y no hacerlo, no se creen eso de que los ciudadanos puedan opinar;los Baños del Carmen y la eterna desidia con un espacio emblemático;el Astoria, que sigue en punto muerto;el Polo Digital, que pese a que lo impulsan ellos no vemos nada;el soterramiento del tren del puerto a su paso por la trama urbana, que se ve que tampoco les interesa;la cárcel de la Cruz de Humilladero, que sería un espacio cultural y ciudadano estupendo y sigue deteriorándose cerrada;la Biblioteca de San Agustín...y suma y sigue».

En esta línea, Zorrilla subraya que el alcalde tiene poca o ninguna facultad para negociar o consensuar. «Para él el diálogo consiste en convencerte, y a su edad no creemos que cambie ya», subrayaba el portavoz de IU-Málaga para la Gente, que demanda diálogo al equipo de gobierno del PPpara sacar adelante los grandes temas de ciudad. «Su modelo de gestión del urbanismo a través de convenios ha fracasado estrepitosamente y es necesario que la ciudad avance en proyectos vitales;no podemos quedarnos estancados», añadió.

El PSOE. Perdería un edil en el pleno

La renuncia a su acta de concejal de la ya exportavoz socialista María Gámez necesita ponerse en conocimiento del pleno de la ciudad antes de tramitar el expediente del que será el nuevo edil socialista Sergio Brenes, que tiene que pasar necesariamente por la Junta Electoral Central, en Madrid. Por eso, al darlo a conocer al pleno, su toma de posesión como edil no podría realizarse en la misma sesión ordinaria de este mes, a no ser que antes, ex profeso, se convocase un pleno extraordinario con suficiente tiempo para notificar la renuncia de Gámez. El grupo socialista tendría la opción de demandar un pleno extraordinario sustentándose en que posee un cuarto de ediles de la corporación, una situación que la habilita para ello. Pero, por ahora, la portavoz Mari Carmen Moreno y su equipo estudian la idoneidad de hacerlo. Si no se deciden a demandarlo, el próximo pleno ordinario, que a priori sería el 29 de este mes, el PSOE perdería un asiento, quedándose en ocho ediles, aunque recuperaría la normalidad de nueve para la siguiente sesión plenaria.