Diario Sur

La UMA premia a los mejores

  • Los beneficiarios, estudiantes de nuevo ingreso, podrán disfrutar de un curso de inmersión lingüística el próximo verano, además de una ayuda de 1.000 euros

  • Ofrece 58 becas a las notas de selectivad más altas para viajar a USA o Canadá

Retener el talento o que los mejores estudiantes se queden en su universidad. Este es uno de los objetivos de la UMA, que cada año se esfuerza por hacer llegar a los jóvenes preuniversitarios de la capital y provincia las ventajas de continuar sus estudios en la UMA. Pero no es solo cantidad, sino también calidad lo que se busca. Entre las iniciativas que lleva a cabo la Universidad de Málaga para retener el talento propio se encuentra la convocatoria de becas de inmersión lingüística para los mejores expedientes de selectividad. Son en total 58 becas las que se han convocado este año, con un plazo de solicitud que termina mañana jueves día 15.

Los alumnos que llegan a la universidad son buenos estudiantes. El dato de aprobados en selectividad es muy significativo: la prueba de acceso que se realizó el pasado junio fue superada por el 96,04 de los alumnos que se presentaron, una cifra casi dos puntos superior a la del año anterior y una de las más altas de las últimas convocatorias. Y las notas tampoco han sido malas, un 6,55 de media. Unidas a la del expediente de Bachillerato, la calificación final de esta prueba de acceso arroja una media de 7,22.

Ejemplo a seguir

Las becas tienen como objetivo la atracción de talentos mediante una acción concreta que trata de «reconocer al alumnado» que se destaca por su talento y por sus capacidades intelectuales. «Una acción que sigue un principio fundamental en política educativa, pues la incorporación de este alumnado persigue tanto el beneficio individual como el colectivo ya que constituyen, para el resto de la comunidad, un ejemplo a seguir», señala la convocatoria.

Hay dos convocatorias distintas, una dirigida a alumnos de los grados de Arquitectura y las carreras de ingenierías, y otra para el resto de estudios. Para los primeros se reservan 25 becas y, para los segundos, otras 33 ayudas.

La beca consiste en un curso de inmersión lingüística durante el verano de 2017 en universidades de Canadá o Estados Unidos, incluyendo la inscripción en el curso, alojamiento y manutención. También tendrán una ayuda económica de mil euros en concepto de gastos de desplazamiento.

Como requisito fundamental, los solicitantes deben haber realizado la prueba de acceso en la Universidad de Málaga y en la convocatoria de junio (aunque también se reservan algunas a alumnos procedentes de otra universidad pública). La nota de admisión debe ser superior a 12 (el máximo en selectividad es de 14 puntos) y los solicitantes deben matricularse en un mínimo de 60 créditos. Estas becas son, además, compatibles con las de carácter general que convoca el Ministerio de Educación.

Los estudiantes que llegan ahora a la Universidad pueden elegir entre 65 grados o dobles grados distintos. Desde 2011 no se aprueban nuevas titulaciones para la UMA, que trata de consolidar la oferta académica existente. Los últimos fueron Ingeniería de la Salud, Bioquímica o Estudios Orientales, además de varias titulaciones con dobles grados en colaboración con la Universidad de Sevilla en el marco del campus de Excelencia Andalucía Tech. Avanzar en la oferta de los dobles grados es precisamente la apuesta del nuevo equipo de gobierno, incluso compartidos por distintas ramas del conocimiento así como introducir una nueva modalidad, la de los dobles máster.

«Tenemos que analizar la oferta de la UMA, pero en el contexto de las universidades andaluzas», señala el rector, José Ángel Narváez. Y la posibilidad de ampliar los dobles grados está sobre la mesa porque, afirma, «proporcionan al estudiante una formación más completa y, sobre todo, herramientas que les permitan adaptarse a un mundo tan cambiante». Pero toda ampliación de la oferta académica se debe realizar «con responsabilidad, ya que no podemos ofrecer unos estudios si no sabemos cómo va a resultar, no podemos generar faltas expectativas», dice el rector.