Diario Sur

Los malagueños, los que más esperan para operarse en los hospitales del SAS

Los malagueños, los que más esperan para operarse en los hospitales del SAS
  • Crecen las demoras que soportan los pacientes de la provincia de Málaga para las operaciones más frecuentes

Los malagueños siguen siendo los andaluces que más esperan para ser operados en la sanidad pública andaluza. Un año más, la provincia ocupa el último puesto. Así se ha sabido este miércoles al hacer públicos la Consejería de Salud los datos a fecha de 30 de junio, tras más de un año sin actualizarlos. En las operaciones que tienen un plazo máximo de 180 días, los malagueños sufren de media un retraso de 67 días para pasar por un quirófano, ocho días más que la media andaluza, situada en 59 días.

Asimismo, son los que más dilación tienen en las operaciones cuyo tope máximo son 120 días, con 51 días de media, frente a los 46 de la media andaluza. Estos datos confirman lo que ya preveían los sindicatos y los profesionales, que las listas de esperan habían crecido. En total, hay 10.008 pacientes malagueños esperando ser operados de una operación incluida en el decreto de 180 días , mientras que 3.975 están en el decreto de 120 días.

En cuanto a las primeras consultas con los médicos especialistas, Málaga ocupa el penúltimo puesto, con una demora media de 47 días, dos por encima del promedio andaluz. El 30 de junio pasado había 45.730 malagueños pendientes de una primera consulta. Llama la atención que el tiempo medio de respuesta para una primera consulta en Huelva es de 68 días (el mayor retraso de las ocho provincias andaluzas). Eso significa que los centros hospitalarios onubenses incumplen el decreto de garantías que un establece un plazo máximo de 60 días para una primera consulta especializada. Las especialidades con mayores retrasos medios en las consultas son traumatología (55 días), rehabilitación (50 días), dermatología (47 días) y neurología (47 días).

En el apartado de pruebas diagnósticas, la situación de la provincia de Málaga es mejor, ya que la demora media es de 16 días, dos menos que el promedio andaluz. El peor dato lo tiene Granada, con 25 días de demora media. A 30 de junio de este año había un total de 6.457 malagueños aguardando ser llamado para una prueba diagnóstica.