Diario Sur

El grupo socialista quiere comerse la calle

La portavoz socialista Mari Carmen Moreno, junto a Pérez y Martín Palop, reunidos en el grupo.
La portavoz socialista Mari Carmen Moreno, junto a Pérez y Martín Palop, reunidos en el grupo. / P. R. Q.
  • Moreno, Pérez y Martín Palop escenifican la dirección colegiadadel grupo. Málaga Ahora e IUpiden que el jefe financiero y el auditor de Onda Azul den explicaciones en el próximo consejo

Siempre fue más difícil aterrizar o despegar, que seguir una ruta determinada durante la travesía. Partir es siempre una aventura. Los cambios a los que muchos son alérgicos, o más bien casi toda la humanidad, son los que generan más quebraderos de cabeza. El ‘cambio’ es el que ha puesto patas arriba el grupo socialista en los últimos días de agosto generando una crisis de liderazgo, que no de gobierno, parece que toca a su fin.

Tocado zafarrancho de combate, nombrada capitana (Mari Carmen Moreno) y dos tenientes (Daniel Pérez y Estefanía Martín Palop), junto al resto de los cabos cuartel, y presentadas las credenciales, el grupo municipal socialista echaba anteayer a andar. Moreno tomaba posesión del despacho principal, aunque no podrá hacer uso del ordenador hasta que no se solucione la cuestión técnica:la intendencia, ya saben. Las máquinas, que aunque nos ayuden mucho, al principio siempre son hostiles.

Pero, por lo demás, si la capitana demuestra la cintura y el saber municipal del primer año, no parece que sea muy difícil que el barco zarpe para llegar a buen puerto. Una transición de tres años o dos años y medio hasta que el PSOE lance al verdadero candidato a la Alcaldía. Hasta tanto, mientras tanto, Moreno quiere activar una transición dando guerra. Para eso, reunida con sus dos subalternos, Pérez y Martín Palop, trazaban las estrategias para el inicio del curso político, y hay una que tienen muy clara:comerse la calle.

Ellos mismos, toda la oposición, se ha ido enterrando en comisiones, papeles, vistas de expedientes o mesas creadas ex profeso para cualquier asunto pudiendo éste abordarse en las sesiones ya creadas. Más madera, que decía un edil popular. «Déjalos que inventen, así estarán más entretenidos».

Pues ahora, la que hace unos años se escribía aquí que era el hardware del grupo socialista, Mari Carmen Moreno, quiere pasar a ser el software, y para eso abandonará toda la vertiente técnica a la que se ha dedicado los últimos 25 años, a excepción de su participación en la comisión de Economía y Hacienda. Queda por ver si ahora habrá tan buenrollismo con el concejal popular responsable del área, Carlos Conde, en el que Cassá veía al delfín de De la Torre.

Otra de las líneas estratégicas que seguirá el grupo pasará por realizar un posicionamiento fuerte en todos los temas de ciudad. «Hay que desbloquear muchos asuntos que importan a los ciudadanos, la ciudad está muerta desde hace un año. El alcalde y el PPse han dedicado a autocomplacerse con los museos y el turismo y no ven más allá», explicaba una Mari Carmen Moreno, que poco a poco empieza a empoderarse.

¿Qué opina el resto de ella? Es trabajadora y dialogante

Haber trabajado en la trastienda tantos años y ser una veterana conocida de la Casona dejaba estos días frases halagüeñas de sus compañeros/contrincantes políticos:«Es muy trabajadora, es muy fácil hablar con ella y está al quite de todo», decía el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá; a lo que Ysabel Torralbo, líder de Málaga Ahora, añadía:«No tiene dobleces y es dialogante». Para el portavoz de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla:«Es una gran elección sin desmerecer al resto. Muy trabajadora y con gran conocimiento del Ayuntamiento. Esperamos tener el entendimiento y diálogo como mínimo que hasta ahora». También recibía la bienvenida del portavoz popular, Mario Cortés,que remarcó que es muy dialogante, gran profesional, sensata y muy conocedora de las áreas municipales». Una grata bienvenida. Todo será cuestión de ver qué opinan de ella dentro de cien días.

Onda Azul. Explicaciones a los económicos

Tanto la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo;como la edil de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos; están a la espera de que la gerente de Onda Azul, Vanessa Martín Alloza, convoque próximamente el consejo de administración para pedirle cuentas al director financiero, Alejandro Briales;como al auditor, Rafael Zuazo; así que ambos grupos exigirán que éstos vayan al encuentro para hacer un seguimiento a la deuda de Gain&Peak, que no sirvió el año pasado unas cámaras y unas lentes, pese a haberse abonado por adelantado,por lo que todavía esta firma debe aún devolver dos tercios, 45.000 euros (en estos días ha hecho efectivos 20.000). Ambas estiman que la televisión ha mejorado en transparencia, pero Torralbo exige conocer cómo ni el director financiero ni el auditor informaron a Martín Alloza de que las cámaras no estaban en el inmovilizado de la empresa, «esto jamás lo puede dar por bueno un auditor;y el director financiero ha ocultado información al consejo porque iba a todos y no daba cuenta de que el pedido no llegaba. Si la nueva gerente no lo da a conocer acabamos perdiendo el dinero y el material, que para rizar el rizo ya estaba amortizándose;de traca». Torralbo exige que se reformulen las cuentas anuales de la empresa, «porque es más que obvio que no son una imagen fiel del estado de la sociedad, como dice el auditor en su informe», puntualizó.