Diario Sur

Acuerdo contra el intrusismo en la formación de idiomas

Acuerdo contra el intrusismo en la formación de idiomas
  • La Unión de Consumidores y la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía firman un convenio para defender y promocionar a las escuelas con buenas prácticas

“Todo el mundo da inglés, pero hay que preguntarse si hay calidad detrás de ese servicio”. Con estas palabras quiso advertir Jesús María Burgos, presidente de la Unión de Consumidores de Málaga, de una realidad en la enseñanza de idiomas: el intrusismo. Este problema en auge no solo afecta a las escuelas de idiomas que cumplen con los estándares de calidad, sino que los clientes son los más perjudicados al no recibir una enseñanza acorde a las pautas mínimas exigibles.

Para tratar de combatir contra esa situación, la Unión de Consumidores de Málaga y la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (ACEIA), han firmado un convenio por el cual se establecerá un marco de colaboración entre ambas entidades, cara a informar a los clientes de este servicio de las condiciones que una escuela de idiomas debe reunir para poder enseñar con propiedad. Es por ello que con motivo de la campaña de matriculación del presente curso se repartirán dípticos informativos por toda la provincia, con el fin de evitar fraude en este tipo de enseñanza.

Conocer la experiencia previa del centro, sus recursos, su programación, la experiencia previa del profesorado o el precio total del curso son algunas de las recomendaciones básicas que el folleto de ACEIA informa a los futuros alumnos. El vocal de la asociación en Málaga, Boelo van der Pool, dijo durante el acto de firma que desde el inicio de la crisis se han triplicado en la provincia el número de academias, y alertó del fenómeno intrusista de las ‘academias fachada’. “Este acuerdo es muy importante. Con él queremos decir que las que cumplimos los estándares somos academias serias, y queremos que el sector sea algo de futuro y no una manera fácil de ganar dinero”, dijo Van der Pool.

Por la parte de la Unión de Consumidores, Burgos dijo que aquellas academias que cumplan los protocolos de calidad deben ser reconocidas: “Estamos intentando que las empresas que ofrezcan estos servicios tengan unas garantías fijas, y que quien lo haga bien sea valorado”. Además añadió que la Unión llevará un seguimiento para asegurar de que los protocolos de calidad se están llevando a cabo: “Hay que cumplir todos los años y dar una imagen seria. Al cliente hay que informarle de donde está desde el primer momento, y debe saber lo que firma”. El acuerdo cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Málaga, que estuvo presente en el acto por medio de la concejala de Reactivación Económica, María del Mar Martín Rojo.

En la foto: Burgos, Martín Rojo y Van der Pool durante la firma del convenio.