Diario Sur

El hotel rascacielos del puerto se presentará a la ciudad el próximo lunes

  • El grupo catarí que promueve la torre de 135 metros hará una exposición pública de su propuesta

Es la imagen más esperada. El grupo catarí que promueve el hotel rascacielos de gran lujo en el Dique de Levante ha decidido presentar, a iniciativa propia, su propuesta a la ciudad. Será el próximo lunes, 19, y permitirá conocer por primera vez el diseño realizado por el arquitecto José Seguí, para una instalación que, si finalmente se lleva a cabo, se convertirá en un nuevo emblema de Málaga.

Este paso se produce tras el final del concurso, el pasado junio, que supuso la selección de esta propuesta como finalista y la eliminación de la única contrincante. Precisamente, según fuentes próximas a la iniciativa, los promotores pretenden con este gesto poner de relieve su compromiso firme con la ejecución de la obra, en un momento de turbulencias en el terreno urbanístico en la capital, como lo ocurrido con el hotel de Moneo, y para lo que ya depositaron el año pasado un aval de dos millones de euros a la Autoridad Portuaria.

A pesar de la adjudicación inicial, los responsables del fondo de inversión de Catar, a través de la sociedad Andalusian Hospitality II, reconocen que todavía es necesaria una larga tramitación administrativa, y recalcan su compromiso a respetar los plazos y a colaborar para culminar los ajustes legales que son obligatorios, como son la modificación del Plan Especial del Puerto, por parte de la Gerencia de Urbanismo; la ordenación de usos portuarios (Deup) a cargo de la Autoridad Portuaria y, finalmente, la aprobación de Puertos del Estado y el visto bueno del Consejo de Ministros. En este contexto, no es probable que las obras sobre el terreno puedan comenzar, al menos, hasta 2018.

El hotel rascacielos de cinco estrellas Gran Lujo proyectado tendría 135 metros de altura, repartidos en 33 plantas, incluido un gran basamento, con unas 350 habitaciones de entre uno y tres dormitorios, salón y vistas al mar en todas sus estancias (incluido el baño). La inversión prevista ascendería a 105 millones. La oferta complementaria contempla dos propuestas clave: un casino y un gran centro de congresos, convenciones y conferencias, con un auditorio que tendría capacidad para unos 600 espectadores, lo que lo convertiría en el mayor recinto privado de este tipo en la capital. También incluiría un aparcamiento subterráneo con más de 400 plazas; la mayor piscina 'infinity' (sin bordillos) que habría en la ciudad; y al menos dos grandes restaurantes: uno para dar servicio a los clientes del hotel, situado en la parte baja, y otro, abierto al público, en la cubierta de la torre, con vistas a toda la ciudad.