Diario Sur

El futuro de la Alameda ya está aquí

Imagen actual de la calzada central de la Alameda Principal
Imagen actual de la calzada central de la Alameda Principal / J.M.A.
  • Dudas sobre la mejor opción para renovar la céntrica avenida sin perjudicar el flujo de circulación

Mucho se ha hablado estos días de la peatonalización de la Alameda Principal, ese proyecto que todavía no se sabe muy bien en qué va a quedar y sobre el que hay muchas y diferentes opiniones. Uno de los principales objetivos de la actuación es ganar espacio para el peatón y, en ese sentido, son varias las alternativas que se manejan: desde hacer peatonales las calzadas laterales y dejar el tráfico solo por el centro, a peatonalizar la calzada central y permitir algo de circulación en las laterales. Estos días se ha conocido también que, según las ideas recabadas en las asambleas celebradas para conocer la opinión ciudadana acerca de este proyecto, la apuesta de los vecinos ha ido más hacia la opción que haría de la calzada central una especie de ‘Rambla’ barcelonesa, dejando el tráfico en los laterales, aunque no se han descartado totalmente otras opciones y hasta finales de este mes se seguirá con el debate y análisis del futuro de la Alameda Principal. Pues bien, algunos ciudadanos, como Juan Gutiérrez,se dirige a esta sección para manifestar que «la línea roja es que el tráfico de vehículos este/oeste en una ciudad longitudinal como Málaga no pierda su capacidad de comunicación, porque cualquier otra alternativa sería una barbaridad». Otro ciudadano, Juan Rodiles, muestra su «no rotundo a la peatonalización de la Alameda Principal» al estimar que ello implica la disminución de carriles de circulación que permitan el tránsito de un lado a otro de la ciudad. Lo que sí parece claro es que algo de tráfico tiene que seguir pasando por el eje de la Alameda, al menos cinco carriles, según los técnicos de Urbanismo, cuya distribución dependerá del proyecto que se elabore. Pero el debate está ahí y seguirá con próximas e interesantes consultas ciudadanas.

Intercambiador de la Marina

Emilio Gutiérrez dice que cuanta razón tiene el alcalde de la ciudad al recordar el proyecto municipal del intercambiador modal de transportes en la plaza de la Marina, por el que se trataba que la céntrica plaza acogiera en su interior el metro, las paradas de autobuses de la EMT así como las de los autobuses interurbanos que actualmente se hallan en el Muelle de Heredia. La actuación, como recordaba el otro día el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, dejaba espacio para que el aparcamiento no se perdiera, moviéndolo hacia el puerto, y permitía el paso del tráfico soterrado por la plaza de la Marina, peatonalizaba la conexión de la calle Larios hacia el puerto dejando un espacio para la estación del metro y del cercanías, que llegaba al corazón de Málaga. Una actuación que dice este ciudadano «se echa en falta hoy en día, pues solucionaba muchos de los temas pendientes existentes en la actualidad, y que lamentablemente no salió adelante por las trabas de la Junta de Andalucía, la modificación del proyecto del metro y debido a que no contó con el apoyo financiero necesario. «Estoy totalmente de acuerdo con el alcalde, porque planteaba soluciones a los problemas que tenemos hoy en día que no acaban de ser resueltos y para los que se manejan soluciones de parcheo», dice