Diario Sur

El taxi de Málaga quiere modernizarse

El primer paso en esta líne ha sido adherirse a la aplicación móvil 'Pidetaxi'
El primer paso en esta líne ha sido adherirse a la aplicación móvil 'Pidetaxi' / SUR
  • Los profesionales de la capital han diseñado el proyecto 'Smart Taxi' para promover la implantación de las nuevas tecnologías en el gremio

  • Una aplicación móvil, las redes sociales, introducir el coche eléctrico y cursos de idiomas o atención al cliente son algunas iniciativas del sector para ser más competitivos

Entre los efectos propios de la crisis, la cada vez mayor competencia de la EMT y el metro, la proliferación de los alquileres de vehículos con conductor (conocidos como VTC) y las aplicaciones que permiten compartir coche, la fuga de clientes sufrida en los últimos años ha situado al sector del taxi en una delicada situación, por mucho que los profesionales de Málaga sean los mejor valorados por los turistas que visitan Andalucía. Para frenar esta tendencia, el gremio apuesta por la modernización y la calidad para captar usuarios y conseguir que la actividad siga siendo rentable. El camino pasa por la incorporación de las nuevas tecnologías, la introducción de vehículos eléctricos o la realización de cursos de idiomas y atención al cliente. Y también por permitir el pago con tarjeta de crédito, que todavía sigue siendo una asignatura pendiente.

El primer paso en esta línea, dado por los taxistas de todos los municipios del litoral occidental en un intento de aunar fuerzas, ha sido adherirse a la aplicación móvil 'Pidetaxi' puesta en marcha por el propio sector a través de la Asociación de Radio Taxis de España, de forma que el usuario puede organizar desde su 'smartphone' sus desplazamientos sin necesidad de conocer los diferentes números de teléfonos de cada emisora, además de elegir el tipo de vehículo, la forma de pago o cualquier otro requerimiento. Pero en el caso de la capital, esta apuesta por la innovación va más allá a través del proyecto 'Smart Taxi', diseñado para la implantación de las nuevas tecnologías en el sector. Esta iniciativa, que ya ha sido trasladada al Ayuntamiento para pedirle su colaboración, contempla desde potenciar la fidelización de usuarios a través de las distintas redes sociales hasta la inclusión de la 'app' en las redes municipales, pasando por la presencia de las distintas páginas web del gremio en el portal municipal 'www.malaga.eu'.

Además, también se promoverá la incorporación del vehículo 100% eléctrico en la flota, en la que actualmente hay 250 híbridos (combinan un motor eléctrico y otro de combustión). Con el apoyo del Área de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento, la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat) y Nissan España están trabajando en una prueba piloto que permitirá a los propios profesionales ponerse al volante de un Nissan Leaf (con una autonomía de 240 kilómetros) para comprobar de primera mano la viabilidad de este tipo de coche en su día a día. Hasta ahora los taxistas se han mostrado escépticos por las dudas sobre su autonomía, la necesidad de contar con una amplia red de puntos de recarga y, por supuesto, el coste económico. Unos recelos que han quedado de manifiesto tras el intento fallido del Consistorio de habilitar una línea de ayudas para incentivar la compra de taxis ecológicos con una subvención de entre 3.000 y 6.000 euros por licencia compatible con las que ofrecen el Estado (hasta 5.500 euros a través del Plan Movele) y la Junta de Andalucía (hasta el 15% del precio mediante el Programa de Adquisición de Vehículos Eficientes).

Un ojo en la innovación y otro en el trato al usuario. Para ello, se ha solicitado al Ayuntamiento la promoción y financiación de un programa formativo que incluya cursos de distintos idiomas, atención al cliente y nuevas tecnologías.