Diario Sur

La prostitución inquieta a Puerta de Málaga

Imágenes captadas desde las viviendas de los vecinos de Puerta de Málaga
Imágenes captadas desde las viviendas de los vecinos de Puerta de Málaga / ÁLVARO ESPINOSA
  • Residentes del barrio se quejan de lo que tienen que ver a diario desde sus casas

Vienen quejándose desde hace tiempo pero no encuentran quien les solucione el problema. Son los vecinos de la barriada Puerta de Málaga, situada junto al polígono del Guadalhorce. «Estamos cansados de tener que ver a plena luz del día actos de prostitución desde nuestras casas». «Queremos una solución ya. Los responsables se lavan las manos y se pasan la pelota entre ellos». Es la queja de uno de los vecinos de la barriada, cansados de las escenas que dicen tienen que observar a diario en las proximidades de sus viviendas debido al ejercicio de la prostitución en los aledaños de sus casas. Y es que según sostienen, a veces tienen que impedir a sus hijos que salgan a las terrazas de sus viviendas para que no contemplen las escenas que se producen a escasos metros de sus casas. Denuncian que desde la calle Dolores Ibarruri y a apenas unos cincuenta metros de sus viviendas, hay un carril de servidumbre de Adif donde prestan sus servicios las prostitutas «a plena luz del día y sin pudor ninguno por su parte ni por la de sus clientes, dentro y fuera de los vehículos y a la vista de todos», según indica Luis Bermúdez, presidente de la comunidad, quien solicita que se levante un muro en la zona y se impida el acceso a dicho carril, cuya competencia no está clara.

La prostitución inquieta a Puerta de Málaga

/ A. ESPINOSA

«A cualquier hora del día y de la noche hay movimiento de coches y de gentes, con voces, gritos, peleas y escenas muy desagradables. Es insoportable, pero nadie hace nada», comenta otro vecino de la zona. Tras dirigir quejas por escrito a diversas autoridades sin obtener respuesta hasta el momento, los vecinos esperan mantener contactos personales con los responsables para abordar el tema y que se aclare de una vez la competencia del control de ese carril próximo a sus viviendas.