Diario Sur

De la Torre pide a la Junta que retire la vegetación de los arroyos

El alcalde, durante la vista de los trabajos de limpieza. :: sur
El alcalde, durante la vista de los trabajos de limpieza. :: sur
  • El Ayuntamiento inició en agosto un plan de actuación para la limpieza de residuos sólidos de cauces y embovedados

La imagen que presenta el río Gualdalmedina a su paso por la ciudad recuerda más a un bosque que a un río, debido a la vegetación que ha crecido en el cauce de éste. Con respecto a esta cuestión, el alcalde, Francisco de la Torre, se pronunció ayer para recordar a la Junta de Andalucía que la limpieza de residuos naturales es competencia de la administración autonómica. «Según la sentencia del TSJA la Junta es responsable de la limpieza de la vegetación que se acumula en los cauces», afirmó el alcalde, quien apostilló que el Ayuntamiento sólo se encarga de la retirada de residuos sólidos. De la Torre, acompañado de la concejala de Servicios Operativos, Teresa Porras, visitó ayer los trabajos de limpieza de ríos y arroyos que se están acometiendo desde el mes de agosto para liberar de residuos urbanos los cauces de los mismos de cara a las lluvias de otoño. «El gran problema es que la vegetación bloquee los puentes y embovedados en caso de lluvia», explicó el alcalde, quien aseguró que pedirá a la Junta que cumpla con sus funciones.

El Plan de actuación prevé la revisión de 90 arroyos repartidos entre la Cuenca del Guadalmedina, la Cuenca del Guadalhorce y la Cuenca Este. La limpieza de este entorno, que se inició el pasado mes de agosto, se acomete en base a un informe elaborado por Protección Civil y buscan retirar todos los residuos sólidos de los cauces y embovedados de la capital. Dichos trabajos están siendo realizados por la empresa Franina S.A., concesionaria de este servicio adjudicado para los años 2016 y 2017 y que cuenta con un presupuesto de 60.000 euros. «Los cauces estarán preparados en otoño para las lluvias, por lo menos en lo que corresponde al Ayuntamiento», declaró de la Torre, que además pidió a los vecinos un mayor compromiso con respecto al mantenimiento de los arroyos recordando a los ciudadanos «no utilicen los cauces como vertederos».