Diario Sur

Las quejas de vecinos por la falta de limpieza en Málaga suben un 52% en el último lustro

Las quejas de vecinos por la falta de limpieza en Málaga suben un 52% en el último lustro
  • El mayor número de críticas ciudadanas recabadas por el Ayuntamiento el año pasado fueron por basura acumulada en la calle

No hay más que darse un paseo estos días de verano por algunas calles de la ciudad para entender por qué la falta de limpieza sigue siendo la principal crítica de los malagueños hacia su ayuntamiento. La falta de baldeo y la acumulación de la suciedad se refleja no solo en las aceras, sino también en las estadísticas de las quejas y sugerencias recabadas por el Consistorio durante los últimos cinco años, en los que las relacionadas con la limpieza han aumentado un 52%, desde las 420 recopiladas en 2010 a las 640 del año pasado.

En este capítulo, se llevan la palma las quejas ciudadanas relacionadas con la basura acumulada en las calles, que sumaron 240 en 2015, el 37% de las recogidas sobre la limpieza. Un total de 120 lo fueron por la falta de baldeo, y 132 por otras cuestiones como la recogida de muebles abandonados. Así, no es de extrañar que la labor de la empresa Limasa siga siendo cuestionada, sobre todo en estos meses en los que se ha abierto el debate sobre el modelo para el nuevo servicio de limpieza –el contrato del actual acaba en abril del año que viene– y en los que se ha puesto en marcha una comisión de investigación sobre el funcionamiento de la sociedad mixta de limpieza.

Seguridad

Tras la limpieza, las mayores quejas de los malagueños respecto al servicio que les presta su ayuntamiento siguen siendo las relativas a la seguridad ciudadana, con un total de 431 registradas en 2015, un 9% más que en el ejercicio anterior. En este caso, algunas de las comunicaciones de los ciudadanos son sugerencias y otras quieren denunciar la falta de presencia policial.

Y el tercer y cuarto puesto lo ocupan la situación de los parques y jardines de la ciudad y los asuntos relativos al tráfico, con 343 y 310 quejas y sugerencias contabilizadas el año pasado, respectivamente. En estos dos campos, destacan las 163 críticas alusivas a la ordenación del tráfico en la ciudad, cuya movilidad sigue condicionada en gran medida por las obras del metro. Las quejas relativas a la movilidad crecieron un 39% el año pasado, respecto a 2014, y las de parques y jardines un 92%. No obstante, en los datos de 2014 facilitados por el Ayuntamiento no aparecen quejas por falta de mantenimiento y falta de limpieza en las zonas verdes, que sí aparecen en la estadística de 2015 y en la de años anteriores a 2013.

Total en aumento

El servicio que prestan las bibliotecas municipales, el ruido y cuestiones relacionadas con la vigilancia ambiental, como las plagas, son otros de los asuntos habituales en el cajón de críticas y propuestas que los malagueños hacen llegar, cada vez en mayor número, a su ayuntamiento. En total, el año pasado se recibieron 4.600, un 6% más que en 2014.

Ocho de cada diez quejas y sugerencias se canalizaron por el formulario existente en la página web municipal (www.malaga.eu), un documento que, como ya informó este periódico (ver SUR 29/10/2014), no tiene un acceso visible en la página de portada de la web del Consistorio, y hay que buscarlo en otros apartados, si es que se conocen. Una opción para encontrarlo es por la pestaña ‘Málaga 24 horas’, pinchando luego en el apartado ‘Comunícate’. Y otra vía más directa es pasar al apartado de ‘Gobierno abierto / Transparencia’, donde se encuentra directamente en la zona superior de la página. Los otros dos medios para transmitir quejas al ayuntamiento son los buzones que hay distribuidos por los diferentes edificios municipales y el teléfono de atención al ciudadano 010.

En teoría, según las instrucciones que rigen el sistema de quejas y sugerencias, el tiempo máximo de respuesta a quienes las comunican es de 30 días naturales. Sin embargo, el año pasado se superó este plazo con un tiempo medio de tramitación de 38 días. De enero a mayo de este año, el tiempo medio de solución ha bajado hasta los 16,8 días, según la información facilitada por el equipo de gobierno municipal.