Diario Sur

El alcalde aboga por «simplificar y sacar adelante» la obra de la Alameda

Vista de la Alameda Principal, convertida en nuevo objeto de debate político. :: sur
Vista de la Alameda Principal, convertida en nuevo objeto de debate político. :: sur
  • El regidor recuerda que le «gusta respetar» la opinión de los vecinos y que el criterio de los técnicos se decanta por dejar el tráfico en la parte central

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, abogó ayer por «simplificar y sacar adelante» las obras de peatonalización de parte de la Alameda Principal, siguiendo el criterio de los técnicos. En este sentido, primer edil descartó que su preferencia sea peatonalizar el centro de la mencionada calle del centro de la capital.

«Conozco bien el criterio de los técnicos, que necesitan que el transporte público pase por el eje central, por lo tanto sería más fácil peatonalizar los laterales norte y sur», remarcó De la Torre.

Por otro lado, el alcalde añadió que le «gusta respetar y no descalificar la opinión de los vecinos», de manera que, «una vez que estén todos los temas técnicos bien profundizados», «compartirlos con los vecinos y sopesar ventajas e inconvenientes». En este sentido, cabe recordar que en los primeros contactos que el Ayuntamiento ha mantenido con asambleas vecinales éstas han manifestado el sentir mayoritario de que la peatonalización sea en el centro de la vía, no en los laterales.

Del mismo modo, y también en respuesta a las declaraciones del portavoz municipal de Ciudadanos (C's), Juan Cassá, que pedía ayer al regidor que no entrara «en la lucha entre las instituciones», De la Torre defendió «tratar de hacerlo -este proyecto- compatible con las obras del metro».

Intercambiador en La Marina

El alcalde también echó la vista atrás para recordar que hace «casi más diez años» el Ayuntamiento sacó un proyecto «muy interesante» de intercambiador modal de transportes en la plaza de la Marina, que trataba de acoger en su interior las paradas de autobuses de la EMT así como las de los autobuses interurbanos que actualmente se hallan en el Muelle de Heredia.

De la Torre explicó cómo esa actuación «dejaba espacio para que el aparcamiento no se perdiera, moviéndolo un poquito hacia el puerto, y permitía el paso del tráfico soterrado por la plaza de la Marina, peatonalizaba la conexión de la calle Larios hacia el puerto y dejaba un espacio para la estación del metro y del cercanías, que llegaba al corazón de Málaga».

Por todo ello, el regidor insistió en que era «un proyecto muy interesante», pero que «el problema es su costo y que no hubo un apoyo en el programa de fondos europeos 2007-13». «Y, por tanto, sin dinero difícilmente se pueden hacer las cosas», opinó. «No viene mal recordarlo, son cuestiones planteadas con perspectiva, con ambición y responden a los problemas que están ahora encima de la mesa», concluyó.