Diario Sur

La Junta reanuda las ayudas para la formación con 12,5 millones de inversión

Ruiz Espejo, en el centro, con el resto de delegados de la Junta, en el encuentro de ayer. :: paula hérvele
Ruiz Espejo, en el centro, con el resto de delegados de la Junta, en el encuentro de ayer. :: paula hérvele
  • Suspendidas desde 2011, está previsto que la medida beneficie a más de 4.700 parados de la provincia y que se realicen unas 300 acciones formativas

El nuevo curso viene con novedades en la agenda que ha diseñado la delegación de la Junta de Andalucía en Málaga. Y lo hace sobre todo en materia laboral, con la reanudación de la Formación Profesional para el Empleo en todas las provincias andaluzas y que en el caso de Málaga espera dar cobertura a más de 4.700 personas en situación de desempleo. Suspendidas desde 2011, el delegado del Gobierno en la Junta en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, confirmó ayer la puesta en marcha «inminente» de estas ayudas una vez que en el BOJA del pasado 2 de septiembre se anunciara la convocatoria.

En concreto, de los 71,5 millones de euros que el gobierno regional invertirá en todo el territorio, 12,5 millones serán para la provincia de Málaga, un reparto que se ha hecho de manera proporcional teniendo en cuenta el número de desempleados registrados en cada provincia. En cifras, los responsables del programa han calculado que puedan desarrollarse «más de 300 acciones formativas», en palabras de Ruiz Espejo, quien compareció ante los medios acompañado del nuevo responsable de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Mariano Ruiz.

En esta primera reunión de arranque de curso con todos los delegados de la Junta en Málaga se abordaron también los objetivos a corto plazo en otras materias como la sanitaria, la social o la educativa, aunque es sin duda la recuperación de los cursos de formación lo que marcará el trabajo de la Junta en Málaga en los próximos meses. En este sentido, y además de la Formación Profesional para el Empleo, está previsto que a esta convocatoria se sumen en breve las ayudas correspondientes al programa de Escuelas Taller, Casas de Oficio y Talleres de Empleo (con 50 millones de inversión en Andalucía) y a las acciones formativas para trabajadores ocupados (20,6 millones).

Las que ya están en marcha son las primeras, de hecho el plazo de presentación de solicitudes expira el 14 de septiembre y en un marco de endurecimiento generalizado de los requisitos para que el proceso sea «garantista y controlado», destacó el delegado, quien añadió que la publicación definitiva de las ayudas tendrá lugar en un plazo máximo de cuatro meses. En relación a las personas interesadas, éstas tendrán que estar dadas de alta como prados en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y de entre todos ellos tendrán prioridad los jóvenes, las mujeres víctimas de violencia de género y los parados de larga duración.

Por otra parte, las entidades que quieran optar al proceso deberán estar también debidamente acreditadas y el concurso se regirá por la «concurrencia competitiva», quedando prohibido desde ahora la subcontratación de las actividades formativas. También habrá novedades en cuanto a la forma de pago, que en todos los casos será única: las entidades beneficiarias recibirán un 25% como anticipo, un 35% una vez que se acredite el inicio de la acción formativa y el 40% restante una vez que se justifique «totalmente» la subvención concedida. «Todo está sometido a la máxima garantía gracias a un proceso de fiscalización previo validado por la Intervención General de la Junta de Andalucía», concluyó Ruiz Espejo en materia de impulso de empleo.

Medidas sanitarias y sociales

En cuanto al resto de los retos inmediatos, la Junta tiene previsto completar la infraestructura sanitaria en algunos puntos de la provincia, caso del nuevo Hospital del Guadalhorce, que ampliará su cartera de servicios antes de que finalice 2016 con la puesta en marcha de las urgencias (en octubre) y de los quirófanos (en fin de año). A esta medida se suman otras como la inauguración del nuevo hospital de Ronda (también en octubre) y mejoras puntuales en el Hospital Regional Carlos Haya.

Por otra parte, también está previsto que a corto plazo se complete la resolución de ayudas en materia social, por un importe de 2 millones de euros -el doble que en 2014, dijo el delegado- y que «reforzarán la colaboración» con entidades que desarrollan su labor en este ámbito, caso del voluntariado, atención a la infancia o discapacitados o drogodependencias.

El delegado se refirió también a asuntos de actualidad que marcarán el arranque de curso, sobre todo en relación con el Ayuntamiento de Málaga. En primer lugar, y tal y como avanzó SUR, Ruiz Espejo confirmó que negocia con las autoridades municipales el cambio de uso del edificio de Correos para que pueda tener una actividad hotelera o comercial y que también espera reunirse de nuevo con el alcalde, Francisco de la Torre, para ir «cerrando los puntos que quedan» sobre el metro.