Diario Sur

Ciudadanos quiere que la Alameda sea peatonal, pero sólo los laterales

Cassá, esta mañana en el Ayuntamiento.
Cassá, esta mañana en el Ayuntamiento. / Sur
  • El grupo municipal planteará esta propuesta frente a la opción de dejar para el peatón el bulevar central

A pesar de que todos los grupos con representación en la Casona están de acuerdo en la idea de una Alameda ganada para el peatón, con el paso de los días cada uno de ellos ha ido fijando su propuesta concreta para este proyecto que plantea el alcalde, Francisco de la Torre, antes de que termine la legislatura. El último en plantear su sugerencia ha sido el grupo municipal de Ciudadanos, cuyo portavoz, Juan Cassá, se ha mostrado esta mañana favorable al proyecto, que ha calificado de “extraordinario”, pero ha introducido el matiz de que su formación prefiere que los laterales sean peatonales.

En este sentido, mientras De la Torre baraja ambas opciones, pero con una preferencia sobre la peatonalización de la parte central, Cassá sugiere que lo más “sensato” es un proyecto al contrario: es decir, dejar para el uso ciudadano ambos laterales y permitir el paso de los coches en la arteria central de la Alameda. “Así además se integraría mucho mejor la zona del Soho, a un lado, y del principio de calle Larios, de otro, ya que de lo contrario habría problemas para acceder de un lado a otro de la vía si se deja el tráfico en ambos lados”, ha destacado el portavoz del partido naranja, convencido, en cualquier caso, de que “la Alameda tiene que dejar de ser una enorme estación de autobuses al aire libre”. Cassá se ha referido también al papel que jugará la obra del metro, una vez terminada, en la reurbanización futura de la vía, y en esta materia ha advertido al alcalde que “no puede hacer que este proyecto sea también un motivo de enfrentamiento con otras instituciones” (en referencia a la Junta de Andalucía).

Ordenanza animal

En otro orden de cosas, el portavoz de Ciudadanos se ha referido al fin del plazo para la presentación de alegaciones a la nueva ordenanza de Bienestar, Protección y Tenencia responsable de mascotas; y ellos han planteado las suyas para hacer ver al equipo de gobierno sus discrepancias con la nueva normativa. En primer lugar, Cassá se ha mostrado contrario al proyecto de un banco de ADN para registrar el perfil genético de animales, ya que a su juicio esta medida “no será eficaz” para prevenir comportamientos incívicos por parte de los dueños de las mascotas. En este sentido, el edil ha explicado que hay “múltiples razones” que desaconsejan esta iniciativa del equipo de gobierno. “La prueba de ADN no es fiable al cien por cien, ni los perros son los únicos animales que realizan sus deposiciones en la vía pública, por lo que la posibilidad de que haya confusiones es evidente, entre otras cosas, porque los canes suelen miccionar encima de otras deposiciones. Además, un propietario puede tener al animal censado en otro municipio en el que no haya obligación de hacer esta prueba”.

A cambio, el grupo municipal Ciudadanos propone que se impulsen campañas generalizadas de concienciación ciudadana, más eficaces porque, a su juicio, “el malagueño suele ser una persona educada que responde cuando se les explican las cosas”. Para los que aún queden sin ajustarse a las normas elementales del civismo, Cassá propone el impulso de unas patrullas especializadas con capacidad para sancionar que velen desde la primera línea de calle por el cumplimiento de las normas y que, ha sugerido, “podrían estar integradas por técnicos de Medio Ambiente”.