Diario Sur

Bodas reales africanas, fortunas anónimas y Starlite

Por la terminal de Aviación General del Aeropuerto de Málaga han pasado este verano algunas joyas de la aeronáutica de lujo, tales como Boeing 747 reconvertidos para aviación ejecutiva «con el lujo del Air Force One», apunta uno de los profesionales que trabajan a pie de rampa. A bordo, junto a las discretas tripulaciones, viajan fortunas anónimas, generalmente europeas y rusas, que quieren descansar unos días en el clima privilegiado de la Costa del Sol. Otras veces son estrellas del festival Starlite de Marbella, y de hecho la mayoría de los artistas han venido en vuelos privados, entre ellos, Tom Jones y Alejandro Sanz.

Entre los usuarios habituales, los miembros de las familias reales saudí y de Emiratos Árabes, que vienen para descansar del calor, aunque suene irónico. Y deportistas famosos, como el jugador del Real Madrid Gareth Bale. Este año, además, han llegado varias familias reales africanas, que han elegido Marbella para celebrar sus bodas y que han puesto la nota exótica en la terminal, con sus coloridos atuendos.