Diario Sur

Nada sigue igual

Minuto de silencio de la corporación a las puertas del Ayuntamiento por la mujer asesinada a manos de su pareja en Tenerife.
Minuto de silencio de la corporación a las puertas del Ayuntamiento por la mujer asesinada a manos de su pareja en Tenerife. / Paula Hérvele
  • Gámez presentará la renuncia oficial a su acta de concejal en el Ayuntamiento el próximo lunes. Sergio Brenes podría tomar posesión como edil en el pleno de este mes

Casi todos en sus puestos, salvo alguna excepción. La puerta del despacho de María Gámez, cerrada. Una mirada a vuelo de pájaro al grupo municipal socialista podría arrojar la falsa sensación de que la portavoz está de vacaciones, las que de hecho disfruta, por ejemplo, el jefe de IU-Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla. Nada más lejos de la realidad. Su sucesora, Mari Carmen Moreno, asistió ayer a la Ejecutiva Provincial del PSOE para presentar sus credenciales, un acto más protocolario y oficial que otra cosa porque los estatutos dicen que debe elegirse en el seno del grupo municipal, como de hecho ya se cumplimentó. No obstante, Moreno no ocupa aún el despacho principal del grupo socialista.

Su pudor se lo impide hasta que Gámez no renuncie oficialmente a su acta de concejal el próximo lunes día 12. Mientras tanto, nadie ha tocado el despacho de la que ha sido líder socialista hasta hace dos semanas.

Un alto funcionario de la casa explicaba, a su manera, por qué se ha ido Gámez con una inusitada dosis de sentido común, una vez que la resaca de su marcha ha remitido. Esa premeditación y agostía que muchos le achacaban. Todo se puede criticar, sin duda, pero siendo honestos si la decisión es marcharse, mejor hacerlo al final del curso político que al principio del nuevo. El citado empleado público, que no es sospechoso de ser militante del PSOE, explicaba que para fraguar un proyecto político un lustro es tiempo más que suficiente. «María se ha dado cuenta de que su posición iba ser inmutable de aquí al final de la legislatura, y tres años más en la oposición sin ganas de ir a otras elecciones son un sin sentido;más aún cuando la interesada tiene una bonita profesión a la que volver (un puesto de funcionaria en la Administración autonómica), que es lo que no tienen muchos de los que están aquí, y por eso se repiten como el arroz con leche», decía entre carcajadas sin ambages.

Más tarde, alguien reía en el grupo socialista con la explicación del anónimo funcionario (nunca digas quién te cuenta qué cosa si quieres sobrevivir entre regimientos). De forma espontánea, uno de ellos explicaba:«También tenía el alcalde donde volver –era jefe de Agricultura en la Junta–y nunca lo hizo». Sólo cambia una palabra:alcalde. No es lo mismo mandar que saber que el mandato es prácticamente inalcanzable. Al menos en los tres años siguientes. Tres años, con sus 1.095 días. Nada parecía haber cambiado cuando lo cierto es que nada sigue igual.

Sergio Brenes. Acta de concejal en el pleno

Sergio Brenes también ocupaba ayer el que hasta ahora había sido su puesto como técnico en el grupo municipal socialista. A la entrada, dando curso a las peticiones de todos los que llegaban. Sin caérsele los anillos (que no tiene, por cierto). Tomará posesión como concejal una vez que se tramite la renuncia de Gámez, obviamente. Todo dependerá de los tiempos de tramitación del papeleo oficial, pero se entiende que a finales de mes, para el día del pleno, que inicialmente estaría fechado el jueves 29, entraría a formar parte por derecho del grupo municipal. Más que nada para que el PSOE tenga los nueve concejales que le corresponden para esa importante cita. Mientras tanto, la actual portavoz, Mari Carmen Moreno, irá dando juego al resto de los concejales para que ocupen las tres plazas socialistas en las comisiones.

Los dos viceportavoces Daniel Pérez y Estefanía Martín Palop llevarán junto a Moreno la dirección del grupo, que será más colegiada que otra cosa. Lo cierto es que el PSOE ha perdido a su líder y a tres años vista de las elecciones municipales no hay que quemar la silla antes de tiempo, decían entre bambalinas. Aquí es donde entra en juego el alcalde Francisco de la Torre, que para muchos, que lanzan con mucha alegría las campanas al vuelo, se ha quedado sin oposición efectiva en el PSOE. Pensamiento facilón:minusvalorar al contrincante. Tiempo al tiempo porque Moreno lleva en su ADNel marchamo municipal tras 25 años de trabajo ininterrumpido en la Casona, y seguramente acabará dando más guerra de la que barruntan los populares.

De la Torre. Un verano más sin vacaciones

Viene siendo tan común que ya no es noticia, pero lo cierto es que este verano, uno más, el alcalde Francisco de la Torre, acabó sin tomarse vacaciones aunque preveía disfrutar unos días en familia, que anuló para participar como ponente en un curso de la Universidad de Santander la semana después de la feria. Como decía guasón un conocido socialista, «es un autómata». Bromas aparte, De la Torre hará hoy una excepción cuando llegue de Venecia, donde intervino ayer en el foro internacional ‘Un millar de ciudades, millones de ciudadanos’, y se desplazará a Almería a conocer a su séptimo nieto, Juan de la Cruz, el tercer vástago de su hijo Manuel, quien trabaja como ingeniero en la Consejería de Medio Ambiente de la Junta. El pequeño nació el pasado viernes día 2.