Diario Sur

La Junta saca nuevas plazas de comedor solo para hijos de padres trabajadores

Niños, durante el almuerzo en el comedor de un colegio.
Niños, durante el almuerzo en el comedor de un colegio. / Sur
  • Serán en total 2.700 para toda Andalucía, 500 para Málaga, y el mismo número para aula matinal

Desde que en junio se hicieran públicos los listados de niños y niñas admitidos a servicios complementarios como aula matinal y comedor escolar, muchos padres y madres trabajadores han pasado unos meses de angustia pensando qué hacer con sus hijos: trabajando los dos y coincidiendo su horario con la salida del colegio, había auténticas dificultades para conciliar la vida laboral y el horario escolar. Muchos niños y niñas, hasta 500 según distintas fuentes, con padres trabajando se habían quedado sin servicio de comedor escolar.

Adelaida de la Calle anunció el viernes que la Consejería de Educación trabajaba para dar respuesta a este problema, y ayer anunció hasta 4.700 puestos en aulas matinales y comedor para el alumnado cuyos padres (o representantes legales) trabajen. El servicio de aula matinal se amplía en 2.000 plazas, y el comedor escolar en otros 2.700 para toda Andalucía. En Málaga serán en torno a las 500 plazas para cada uno de esos servicios complementarios, que tratan de facilitar la conciliación familiar y laboral.

Son muchos los colegios donde la demanda ha superado a la oferta inicial. El curso pasado algo más de 50.000 escolares utilizaron el comedor en alguno de los 330 centros de la capital y provincia que disponen de este servicio. Pero en muchos casos la demanda supera la oferta de plazas inicial. Como en el caso del Almudena Grandes, donde 20 alumnos habían quedado sin comedor a pesar de que constaba certificación del trabajo de sus padres y madres.

Pero estas nuevas plazas serán exclusivamente para aquellas familias que solicitaron el servicio (ya sea comedor o aula matinal) en el plazo previsto (del 1 al 8 de junio) y que cumpliendo los requisitos quedaron sin plaza.

Los servicios de aula matinal y comedor pueden estar subvenciones, con un porcentaje que oscila entre el 25% y el total según el nivel de renta de las familias. Para las que no tienen subvención, el coste del comedor un mes completo puede llegar a los cien euros por usuario, dependiendo del colegio. De los 50.000 niños y niñas que el curso pasado usaron el comedor, 40.000 recibieron algún tipo de subvención y 26.000 lo tuvieron de manera gratuita.

De acuerdo con los criterios de admisión de la Consejería de Educación, en el caso de que haya más solicitudes que plazas, tendrán preferencia los alumnos que estén obligados a desplazarse fuera de su localidad. Le siguen en orden de preferencia los alumnos que, por motivos familiares, se encuentren en situación de dificultad social extrema o en riesgo de exclusión. En tercer y cuarto lugar se encuentran los alumnos cuyos padres, o uno de los dos, realicen una actividad laboral remunerada y no puedan atender a sus hijos o hijas en el horario del comedor escolar. La situación laboral también se tiene en cuenta en el caso del aula matinal. En este caso la preferencia es para los alumnos cuyos padres trabajen.