Diario Sur

Una de las cucharachas encontradas en la habitación
Una de las cucharachas encontradas en la habitación

Carlos Haya fumiga y sella una habitación de la planta de digestivo por la presencia de cucarachas

  • El Sindicato de Enfermería denuncia el aspecto "mugriento" que presenta esa zona del hospital por la falta de una limpieza a fondo

El Hospital Carlos Haya ha fumigado y sellado una habitación de la segunda planta del pabellón A (la correspondiente al servicio de digestivo) por la presencia de cucarachas, según ha denunciado este martes el Sindicato de Enfermería (Satse). Debido a la presencia de esos insectos hubo que trasladar a los dos pacientes que estaban en la habitación y, seguidamente, proceder a su cierre para llevar a cabo una fumigación. El incidente se produjo el sábado, ha indicado el Satse, que ha criticado la falta de limpieza de esa planta del hospital, que presenta «un estado deplorable y mugriento», ha afirmado a este periódico el delegado del Satse en Carlos Haya, Juan Ignacio Anguita.

Fuentes oficiales del hospital han dicho que se ha aplicado el protocolo previsto. Así, además de trasladar a los pacientes, se ha realizado la desinfección de la habitación, que ha sido fumigada y sellada. Las fuentes han añadido que se ha comprobado que no hay cucarachas en el resto de habitaciones de la planta y han asegurado que esta cumple con los controles de limpieza.

El argumento esgrimido por el Satse es que la presencia de cucarachas, aun siendo un hecho desagradable, es algo puntual, pero no lo es la falta de una limpieza a fondo que necesita la planta de digestivo. En una nota difundida por el Sindicato de Enfermería se expone: «En abril de este mismo año ya denunciamos, mediante un escrito a la gerencia del hospital, las quejas de los pacientes y profesionales de esa unidad por la preocupante falta de limpieza crónica con la que debían trabajar y el estado deplorable y mugriento que presentaba la planta. Se limpió a fondo y se desinfectó el mobiliario por primera vez en mucho tiempo según relatan los propios profesionales, pero es evidente que desde abril no se ha hecho nada para prevenir la presencia de insectos o mejorar la limpieza de la planta».

El cierre de la mencionada habitación, además de a los dos enfermos que estaban en ella, y que fueron trasladados a otra, afectó a otros dos pacientes que esperaban cama en urgencias y que, en vez de en la planta de digestivo, fueron ingresados en otra unidad, ha señalado el Satse.

Respecto a la habitación en la que aparecieron las cucarachas, el Sindicato de Enfermería ha señalado que, igual que sucede con el resto de la planta, «presenta, desde un punto de vista higiénico, un aspecto lamentable, indigno; dentro de las habitaciones abundan las manchas de secreciones en paredes, suelo e incluso en las cortinas que separan a los pacientes».

En ese sentido, Juan Ignacio Anguita ha manifestado: «Me parece indignante que los responsables del hospital no ordenen una limpieza a conciencia de la planta de digestivo. Me preocupa que no se actúe de inmediato para quitar la mugre».