Diario Sur

Salud no informa de las listas de espera desde que crecieron hace más de un año en Málaga

Imagen de archivo de una intervención quirúrgica en un hospital público malagueño.
Imagen de archivo de una intervención quirúrgica en un hospital público malagueño. / SUR
  • Profesionales y sindicatos temen que el retraso se deba a que ha habido un aumento de las demoras que sufren los pacientes del SAS

El número de personas que están en la lista de espera de la sanidad pública andaluza es un misterio que continúa sin resolverse. Esa incógnita se debe a que hace más de un año que la Consejería de Salud no actualiza los datos concernientes a los pacientes que permanecen aguardando una intervención quirúrgica, una primera consulta con el especialista o una prueba diagnóstica. La última vez que se hicieron públicos los listados fue el 7 de agosto del año pasado. Esa información, que se colgó en la página web de Salud, ofrecía información referente al 30 de junio de 2015. A través de ella, se supo que los malagueños eran los andaluces que más esperaban para las operaciones más frecuentes y que los retrasos para ser intervenido en los hospitales del SAS en Málaga de esas patologías se habían incrementado de media siete días respecto al 30 de junio de 2014.

Sindicatos y profesionales consultados por este periódico temen que la tardanza en difundir la actualización de esas estadísticas se deba a que se haya producido un aumento de las demoras que sufren los enfermos hasta que pasan por un quirófano, los ve un especialista en una primera consulta o se les hace la prueba diagnóstica. Las publicaciones de las actualizaciones de listas de espera del SAS se han ido postergando progresivamente a lo largo de los años, denunció el secretario provincial de Sanidad de CC OO, Rafael González Delgado. A ese respecto, afirmó: «Es sospechoso que en la era tecnológica que la que nos movemos, en la que todo está debidamente cuantificado y que con sólo darle a un botón tenemos al instante, casi en tiempo real, la mayoría de datos registrados, nuestra Administración sanitaria lleve dos meses cocinando a fuego lento, nunca mejor dicho, la presentación de las tan esperadas listas».

Fuentes de la Consejería de Salud, al ser preguntadas por SUR, respondieron que «se están cerrando los datos», que se presentarán y se informará de ellos como todos los años. No obstante, puntualizaron que la demora media en Andalucía es inferior a la demora media nacional.

Lo cierto es que los listados del 30 de junio de 2015 están desfasados. Desde esa fecha han transcurrido ya 14 meses y es obvio que esos datos se han quedado obsoletos. Cuando se difundió esa información se conoció que la demora media se había incrementado en siete días en el último año en la provincia de Málaga para los pacientes incluidos en el decreto de garantías que establece que los pacientes esperaran como máximo 120 días para ser operados. Mientras que a 30 de junio de 2014 el tiempo medio que aguardaban los enfermos malagueños era de 46 días, en esa fecha de 2015 la tardanza era de 53 días.

Otro apartado que salió a la luz fue que los malagueños eran los que más demoras soportaban (53 días de media frente a los 50 días del promedio de Andalucía) para los 71 procedimientos quirúrgicos más frecuentes. En ese apartado se incluyen las operaciones de adenoamigdalectomía (extirpación de las amígdalas), artroscopia, cataratas, colelitiasis (cálculos en la vesícula biliar), hiperplasia benigna de la próstata, quiste pilonidal, reparación de hallux valgus (juanetes) y otras deformidades de los pies, reparación de hernia inguinal, síndrome del túnel carpiano y varices de los miembros inferiores.

También subió el retraso de las operaciones incluidas en el decreto que marca un tope de 180 días (seis meses) para entrar a un quirófano. A 30 de junio 2014 la dilación media era de 55 días frente a los 61 de 30 de junio del año pasado. En esa fecha, había, un total de 5.647 malagueños en la lista de espera para una operación cuyo tope máximo eran 120 días, mientras que 12.566 aguardaban una intervención quirúrgica que no debía superar los 180 días.

No hay que olvidar que hay pacientes que esperan mucho más tiempo, ya que sus dolencias no están incluidas en ningún de esos dos decretos al no haber un plazo máximo para ser intervenido quirúrgicamente.

Por otro lado, el citado 30 de junio de 2015 había 39.053 enfermos de los hospitales públicos de Málaga pendientes de ser vistos en una primera consulta de especialista. En ese apartado, los malagueño también eran los que más aguardaban de Andalucía, con 45 días de demora media.

La creencia de muchos profesionales es que en los 14 meses transcurridos desde la última actualización, las lista de esperan tienen que haber aumentado. «Salvo que se presenten datos maquillados, tiene que haber más pacientes aguardando», aseguraron fuentes sanitarias solventes. De la misma opinión son los sindicatos. El secretario provincial del Satse, Juan José Sánchez, considera que «el parón de actividad habido este verano en los hospitales repercutirá negativamente en las listas de espera». Por su parte, el presidente del Sindicato Médico de Málaga, Antonio Martín Noblejas, catalogó de «nefasta» la situación de las lista de espera y puntualizó que la provincia de Málaga está a la cola de Andalucía en recursos humanos y materiales. El secretario de Organización de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT, Juan Miguel Contioso, reseñó que al asunto de las demoras de la asistencia de los enfermos lo rodea una gran incertidumbre.