Carlos Haya y el Clínico aplican inmunoterapia a pacientes que sufren un cáncer de pulmón

  • El tratamiento se ofrece sólo a determinados enfermos seleccionados a los que la quimioterapia no hace efecto para hacer frente al tumor

La unidad de gestión clínica intercentros de oncología integral de los hospitales Carlos Haya y Clínico está ofreciendo ya de forma asistencial un tratamiento de inmunoterapia a algunos pacientes con cáncer de pulmón. Hasta ahora, esa terapia se daba a través de ensayos clínicos. Una vez que el fármaco ha sido aprobado por la Agencia Española del Medicamento, ya se puede ofrecer de forma asistencial. Esa inmunoterapia está indicado para enfermos incluidos en el subtipo de tumor de pulmón denominado carcinoma epidermoide o escamoso y como segunda línea de tratamiento cuando ha fracasado la primera, es decir, la quimioterapia.

La ventaja de la inmunoterapia es que devuelve al sistema inmunológico de los enfermos la capacidad de reconocer las células tumorales como algo ajeno y, por tanto, las combate, explicó a este periódico el oncólogo de Carlos Haya Manuel Cobo, experto e investigador en el cáncer de pulmón. El doctor Cobo dijo que la inmunoterapia es uno más de los nuevos fármacos que se utilizan para tratar los tumores de pulmón. «Es un tratamiento eficaz para un determinado número de pacientes muy bien seleccionados, pero hay que saber que no es la panacea», puso de manifiesto el doctor Cobo.

Hay un 25-30 por ciento de enfermos a los que la quimioterapia como primera línea de tratamiento no funciona para hacer frente a un cáncer de pulmón. De ese porcentaje, el 10-12 por ciento puede beneficiarse de la inmunoterapia. Son pacientes que se encuentran en buenas condiciones físicas y que cumplen una serie de criterios clínicos, de anatomía patológica y de biomarcadores, porque, en caso contrario, dar la inmunoterapia puede ser peor que mantener el tratamiento estándar. «Los resultados son muy buenos en los pacientes que reciben la inmunoterapia en segunda línea de tratamiento si cumplen con los requisitos y son seleccionados convenientemente por un comité de expertos», señaló el oncólogo.

Manuel Cobo explicó que hasta la aprobación de esa terapia por la Agencia Española del Medicamento, la unidad de gestión clínica intercentros de oncología integral de Carlos Haya y Clínico, que dirige Emilio Alba, aplicaba la inmunoterapia a través de ensayos clínicos o lo hacía mediante lo que se conoce como uso expandido, un sistema por el que los enfermos se pueden beneficiar de un determinado fármaco antes de que se apruebe su uso asistencial.

Elemento ajeno

Los tumores se valen de que nacen de una célula del propio organismo para esquivar los escudos del sistema inmunológico. La inmunoterapia permite que las células tumorales sean reconocidas como un elemento ajeno por el sistema inmunológico y que las combata.

El doctor Cobo significó que a veces es mejor tratar a los pacientes que sufren un cáncer de pulmón con quimioterapia de segunda línea, ya que ofrece más beneficios y una mayor supervivencia. No obstante, precisó que la inmunoterapia es eficaz y tiene resultados muy buenos en enfermos seleccionados tras cumplir una serie de requisitos y a los que se ha comprobado que la quimioterapia no les va bien.

La unidad de gestión clínica intercentros de oncología integral de Carlos Haya y el Clínico ha participado en una gran cantidad de ensayos clínicos en cáncer de pulmón y forma parte de uno de los grupos de excelencia en investigación integrados en el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA).