Diario Sur

Compañía para una cigüeña que se retrasa

Ricardo González, Silvia Gil y Lorena Matas han creado Hello! Málaga.
Ricardo González, Silvia Gil y Lorena Matas han creado Hello! Málaga. / A. S. T.
  • Pacientes de reproducción asistida crean un grupo de apoyo para afrontar el proceso con actitud positiva

  • La asociación Hello! Málaga ofrecerá charlas con especialistas y un espacio para conocer de forma anónima a otras personas que están pasando por un tratamiento de fertilidad

Cuando una pareja empieza un tratamiento de reproducción asistida para poder concebir un hijo, ya carga una pesada mochila a sus espaldas. Lo más común es que lleve al menos un año intentando tener un bebé sin éxito. La ilusión por traer un nuevo miembro a la familia empieza a tornarse un mes tras otro en desesperanza y llegan las dudas, ¿pasará algo malo? Tras las pruebas, se confirman las sospechas: alguno de los dos o a veces ambos tienen algún problema que impide que su deseo de ser padres se convierta en realidad. Hoy por hoy, existen técnicas médicas que permiten salvar esas dificultades, pero no siempre son efectivas. Muchas parejas atraviesan entonces un calvario de pruebas e intentos fallidos que conllevan largas esperas, además del desembolso económico en el caso de acudir a la medicina privada. Un viacrucis que merma la relación y la autoestima. Quienes pasan por este proceso se sienten muchas veces solos e incomprendidos. Ni familiares, ni amigos ni los propios profesionales sanitarios especialistas en la materia pueden entender sus miedos y su sentimiento de frustración.

Así es como surge el Grupo de Apoyo Hello!, una asociación sin ánimo de lucro formada por pacientes para acompañarse mutuamente en la espera de una cigüeña que se hace de rogar. La iniciativa nació hace dos años en Zaragoza y ahora acaba de abrir una nueva sede en Málaga. Silvia Gil, psicoterapeuta; y Ricardo González y Lorena Matas, una pareja que conoció la asociación debido a su propio proceso para conseguir un embarazo, son los embajadores en Andalucía de esta iniciativa.

Aspecto emocional

«No hay conciencia de lo importante que es cuidar el aspecto emocional en un tratamiento de reproducción asistida y de búsqueda de un hijo», explica Silvia Gil, quien señala que los problemas de fertilidad van acompañados en no pocas ocasiones por sentimientos como la vergüenza o la culpa, y que puede ser muy doloroso e incluso derivar la ruptura de la pareja o en una depresión.

«Conocer a personas que están pasando por lo mismo que tú, acercarte a otras experiencias dentro de un ambiente motivador y positivo, y sentir que no estás solo es muy importante cuando estás en este proceso que puede llegar a ser muy duro», indica Lorena Matas.

En este camino, Hello! Málaga trata de ofrecer un espacio para que las personas que estén inmersas en esta situación rompan tabúes y estereotipos, y vean el proceso de la reproducción asistida con naturalidad. Además, también facilita pautas a los familiares para ayudar emocionalmente a los pacientes. Y en último lugar, busca concienciar a los especialistas sobre la importancia del estado anímico de las personas que se someten a los tratamientos.

Hello! Málaga, que acaba de iniciar su andadura, organizará ‘coffee-talk’ y charlas-talleres gratuitos sobre aspectos emocionales, nutricionales o físicos con especialistas en cada materia. Pero sobre todo se convierte en un espacio para conocer gente en el mismo proceso. «Todo ello, a través de un foro de acceso privado, garantizando al máximo el anonimato de todas las personas que se acerquen para buscar ayuda», recuerda Ricardo González. Hello!Málaga ya trabaja en su propio blog pero por ahora los interesados pueden pedir información a través de su correo grupohellomalaga@gmail.com

Un acompañamiento que, dados los índices de tratamientos de reproducción asistida parece cada vez más necesario. Hace solo unos días, en el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Fertilidad que se celebraba en Málaga, los expertos evidenciaban que solo en el año 2014 nacieron en España 25.000 niños a través de las técnicas de reproducción asistida, lo que supone el 3% del total de nacimientos. Ayer precisamente se celebró el Día Mundial de la Infertilidad para recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una enfermedad y alertar sobre el incremento de las parejas que acude a estos tratamientos. Las razones van desde el retraso de la edad de la maternidad a factores ambientales. Ahora, al menos quien «aterrice en tierra infértil», como señalan desde Hello! Málaga, no estará solo.