El Polo Digital empezará a funcionar en mayo tras acabar las obras

Rótulo que ya se ha colocado junto a una de las entradas del edificio de Tabacalera.
Rótulo que ya se ha colocado junto a una de las entradas del edificio de Tabacalera. / Salvador Salas
  • El Ayuntamiento y la EOI impartirán los primeros cursos sin que el Gobierno haya activado aún la contratación de equipos del centro de empresas

Si no hay sorpresas o inconvenientes de última hora, todo está a punto para que el Polo de Contenidos Digitales eche a andar a lo largo de mayo en el pabellón aún desocupado del complejo de la antigua Tabacalera. En un mes podrá comprobarse si finalmente acaba el mal fario que parece pesar sobre este edificio, que inicialmente iba a albergar el fallido Museo de las Gemas y que luego pasó a ser objeto de deseo de la universidad privada madrileña U-tad, que no se presentó a un concurso público hecho a su medida y en el que el Ayuntamiento cometió el fallo de incluir el logo de U-tad en los planos del pliego de condiciones. Tras todas estas vicisitudes, el equipo de gobierno asumió la gestión de este proyecto que la oposición estuvo a punto de tumbar durante el verano del año pasado y que el alcalde, Francisco de la Torre, pudo salvar ‘in extremis’ gracias a un inédito acuerdo con el PSOE.

Las obras desarrolladas por la Gerencia Municipal de Urbanismo para adaptar lo que iba a ser museo a las aulas, talleres y oficinas de Polo Digital ya están acabadas tras suponer un desembolso para las arcas municipales de tres millones de euros, cantidad a la que hay que sumar los casi dos millones de euros gastados en estudios previos y asesoramiento gracias a un convenio entre el Ayuntamiento y la Escuela de Organización Industrial (EOI) del Ministerio de Industria. En total, cinco millones de euros solo para los preparativos de un centro de formación e incubación de empresas que el Consistorio va a gestionar a través del Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (IMFE) y la empresa Promálaga.

El IMFE desembarcará enTabacalera al completo, ya que no solo impartirá cursos relacionados con la industria de lo digital, para lo que dispone de una partida de 200.000 euros en los presupuestos de este año, sino que ofrecerá aquí el resto de su oferta formativa en otros muchos campos, para lo que desalojará las oficinas que actualmente ocupa en el Parque Tecnológico y en los bajos de una promoción de VPO de la calle Victoria. Según pudo conocer este periódico, la intención de los responsables del IMFE, que pertenece al área para la Reactivación Económica, la Promoción Empresarial y el Fomento del Empleo que dirige la concejala María delMar Martín, es desplegar las primeras acciones formativas sobre lo digital entre mayo y junio, para desarrollarlas más en otoño.

¿Qué demanda el sector?

Los cursos del IMFE se completarán con la formación que se impartirá dentro de un acuerdo entre el Ayuntamiento y la EOI para poner en marcha un plan de cursos y prácticas becadas en empresas por un importe global de un millón de euros, de los que la EOI aporta el 90%. Miguel Sánchez, director de Iniciativa Emprendedora, Innovación y Pymes de la escuela, explicó actualmente trabaja junto con el Consistorio en «conocer bien qué trabajadores son los que demandan las empresas» para planificar los cursos, de los que podrán beneficiarse unos 240 alumnos, de entre 16 y 30 años, que estén desempleados y que no cursen formación reglada. Marketing digital, programación web y digitalización son algunas de las materias ya barajadas para estos cursos que, según Sánchez, podrían empezar a lo largo de mayo. Abarcarían tres meses de clases y seis de trabajo remunerado en empresas, a las que las EOI ayuda cubriendo hasta el 90% del coste laboral de cada alumno. El millón de euros podría dar para dos convocatorias de este tipo.

Por su parte, Promálaga también trasladará al Polo Digital parte de sus oficinas para gestionar la incubación de proyectos empresariales relacionados con la industria de lo digital. Mario Cortés, concejal del Área de Innovación y Nuevas Tecnologías, confió en que las previsiones se cumplan y el Polo Digital pueda echar a andar en un mes. «Estamos en los preparativos para que sea posible», apuntó.

No obstante, Cortés reconoció que aún no se ha activado una de las piezas fundamentales del proyecto. Se trata de la contratación del equipamiento informático para un centro de empresas cuya financiación está prevista en función de un convenio con Red.es, entidad pública dependiente también de Industria que cubre el 80% de los costes para un montante global de 6,6 millones de euros a gastar hasta el año 2020. La primera pieza de ese acuerdo son 2,5 millones para el citado equipamiento, cuya contratación llegó a ponerse en marcha el año pasado pero que, sin embargo, quedó desierta al no concitar el interés de las empresas.

Desde Red.es explicaron que, para retomar este asunto es preciso firmar un convenio específico que podría rubricarse «en las próximas semanas» y que no se ha cerrado todavía porque los trámites administrativos previos «llevan su tiempo», dijeron.