«Queremos llegar a convertir el hotel en inteligente»

A sus 25 años, Rocío Bueno tiene en mente aplicar las nuevas tecnologías al turismo.
A sus 25 años, Rocío Bueno tiene en mente aplicar las nuevas tecnologías al turismo. / Sur
  • Rocío Bueno. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Esta joven economista es una de las madres de Easy Stay, proyecto que facilita la interacción entre clientes y hoteles a través del móvil

Mientras algunos informes revelan que un tercio de los jóvenes malagueños de entre 15 y 29 años no estudia ni trabajo, Rocío Bueno representa todo lo contrario de un ‘nini’. A sus 25 años, es licenciada en Administración yDirección de Empresas y Economía, hace presentaciones al más puro estilo Steve Jobs, ha trabajado en Nueva York y ahora está inmersa en la creación de su propia empresa tras impulsar un innovador y multipremiado proyecto, que pasa por aplicar las posibilidades de las últimas tecnologías al sector turístico. «Queremos llegar a convertir el hotel en inteligente», afirma pensando a corto, medio y largo plazo.

Easy Stay es el nombre de este proyecto, que surge de la investigación promovida por esta malagueña y por el granadino Alberto Sánchez, ingeniero superior en Electrónica, que se hizo casi a la vez con el premio Spin-Off de la UMA 2014 y el programa de la RED INNprende de la Fundación Cruzcampo. La aplicación, fruto de un intenso trabajo tanto tecnológico como de estudio del sector hotelero, permite al cliente la gestión directa de servicios durante su estancia en un alojamiento con el teléfono móvil, casi sin tener que pasar por recepción.

«Por el momento está configurada para que el huésped pueda realizar el check-in, acceder al servicio de tiendas del hotel y con un servicio de mensajería a través de chat con el personal», resume Rocío Bueno, que en todo momento asegura que están pensando en cómo incorporar mejoras.

Hasta tienen en mente una versión para que ni siquiera haya que pasar por la recepción para coger la llave: «La puerta de la habitación se abriría con el teléfono móvil». La consecución de los galardones animaron a los creadores de EasyStay a dar forma a su idea como proyecto empresarial y la herramienta ya está presente en seis hoteles repartidos por Andalucía e Ibiza.

Recientemente, su iniciativa ha recibido otro espaldarazo al ser seleccionada por la aceleradora europea Impact, gracias a su apuesta por la tecnología Fiware, basada en la nube y que está siendo impulsada por la ComisiónEuropea para acabar con la dependencia de Estados Unidos en este ámbito. El proyecto gestado en Málaga fue uno de los 19 afortunados entre los más de 2.600 que se presentaron, procedentes de 40 países de Europa.

De Nueva York a Málaga

Gracias a ello recibirán unos cien mil euros a fondo perdido para invertir en mejoras tecnológicas, ampliar las funcionalidades de Easy Stay y crecer. «Por el momento no hemos hecho un gran plan de comercialización y de comunicación, pero son otras de las cosas en las que ahora vamos a trabajar», apunta esta joven, que en pocos años pasó a llevar una vida de estudiante a investigar hasta convertirse en emprendedora tecnológica.

Antes de eso, al acabar la carrera, trabajó para la Cámara de Comercio en su sede de Nueva York, donde estuvo ayudando a las empresas españolas interesadas en exportar a Estados Unidos.Después de aquello, le quedó más claro que quería «emprender algo nuevo». «Tenía ganas de inventar algo propio y grande. No hay nada comparable a crear tu propia empresa, partiendo de cero y con la ayuda de un equipo», relata.

Casi desde el principio, tuvieron claro que el proyecto tenía que partir del sector turístico por ser el «motor de Málaga». «Hablamos con huéspedes y hoteles y nos dimos cuenta de las necesidades. Esperar para hacer el check-in con las colas en recepción es algo muy fastidioso. Y muchos clientes desconocen los servicios que ofrece el hotel cuando llega a la habitación. Pensamos en darles toda esa información y la posibilidad de contratarlos, además de sustituir la información tradicional por un chat a través de los móviles, que hoy están al orden del día», resume Rocío Bueno.

Para ella, el hotelero es todavía un sector «muy tradicional» y que tiene que aprender a modernizarse y adaptarse a los avances tecnológicos, «igual que hemos hecho las personas».