El 90% de los médicos expedientados por incumplir la exclusividad tienen contratos parciales

  • «Son facultativos a los que se les ha contratado a precio de crisis y no se les debe exigir por lo que no se les retribuye», dice su colegio profesional

El 90 por ciento de los 49 médicos a los que asesora jurídicamente el Colegio de Médicos de Málaga tras abrirles la Delegación de Salud un expediente por incumplir la dedicación exclusiva tienen un contrato parcial, es decir, trabajan al 75, 50 o 33 por ciento de jornada. Esos expedientes, correspondientes a 2014 y a lo que va de 2015, se abrieron al descubrir Salud que esos facultativos ejercían también en la sanidad privada pese a cobrar el complemento de dedicación exclusiva (781,81 euros brutos al mes en el caso de los profesionales con contratos al cien por cien).

Los médicos con dedicación exclusiva no pueden trabajar en la privada. Si lo hacen cometen una falta disciplinaria grave o muy grave en función de la continuidad en la situación de incumplimiento. En la mayoría de los casos, la sanción que se determina es la separación del puesto de trabajo, que puede oscilar, en función de la gravedad de la falta, entre un día y dos años. De media, las sanciones que se han ido resolviendo han sido de dos meses de separación del puesto de trabajo por falta grave, explicaron desde la Consejería de Salud. Las inspecciones se llevan a cabo de forma periódica para sacar a la luz posibles vulneraciones de la norma.

El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, al ser preguntado por este periódico, afirmó:«El Colegio de Médicos ha informado a sus profesionales de la necesidad de solicitar la compatibilidad y renunciar al abono del concepto de exclusividad para cumplir la normativa vigente, pero ello no es óbice para que se reconsidere la situación de los profesionales con contrato en precario». A ese respecto, el colegio expresó su malestar por expedientar a médicos con contratos parciales a los que la retribución por exclusividad no se les abona al cien por cien, sino en el mismo porcentaje de su contrato. «Son profesionales a los que se les ha contratado a precio de crisis y no se les debe exigir por lo que no se les retribuye», aseguró Sánchez Luque.

El presidente añadió: «Consideramos que penalizar con el concepto trasnochado de exclusividad (transformado en la mayoría de las comunidades autónomas) crea un agravio comparativo para los médicos andaluces que opten por compaginar su trabajo en ambos sectores. Lo que debería es homogeneizarse las retribuciones salariales con otras regiones».

Desconocimiento

Una médica especialista a la que se le abrió un expediente por incumplir la exclusividad explicó a SUR que lo hizo por desconocimiento. «Yo tenía un contrato al 33 por ciento y solo trabajaba para la sanidad pública dos días; creía que en el resto de la semana podía tener actividad privada», indicó. Paradójicamente, el expediente se le abrió cuando ya había renunciado a la dedicación exclusiva. «Como devolví todo el dinero cobrado por la exclusividad, al final me sancionaron con un día de suspensión de empleo y sueldo», subrayó esta facultativa.

A juicio de esta profesional de la medicina, es injusto que a un médico que trabaja al 33 por ciento para la sanidad pública lo obliguen a tener exclusividad al cien por cien cuando solo le pagan por ese concepto un 33 por ciento (260 euros brutos al mes).