El Cortijo Jurado sale a la venta por 16 millones con la posibilidad de hacer un hotel

La emblemática hacienda de Campanillas ha sido rehabilitada recientemente.
La emblemática hacienda de Campanillas ha sido rehabilitada recientemente. / Sur
  • El proyecto original contempla un alojamiento de más de 200 habitaciones y amplios salones para congresos y eventos

Es uno de los referentes urbanísticos de la capital, y como tantos otros, se ha visto sometido a los vaivenes del mercado inmobiliario desde hace más de una década. Ahora, con el resurgir de la actividad inversora y la buena marcha del turismo en la ciudad, los propietarios se han decidido a sacar a la venta el Cortijo Jurado y su finca, que ya dispone de un proyecto aprobado por la Gerencia de Urbanismo para ejecutar un hotel de cuatro estrellas. El precio de salida: unos 16 millones de euros, impuestos aparte, según pudo saber SUR de fuentes del sector.

La emblemática hacienda de Campanillas está presidida por la casa palacio de estilo señorial (construida entre 1830 y 1840), y fue levantada por una rama de la familia Heredia. Según el diseño, planteado inicialmente en 2004, se puede ejecutar un alojamiento de cuatro estrellas, de unos 25.000 metros cuadrados, con una nueva construcción en torno al caserón e integrado en un complejo unitario. Los espacios (cuya estructura ya está hecha) se distribuyen en cinco plantas, de las que tres de ellas van por debajo de la cota de la mansión, que se encuentra elevada sobre una pequeña colina. Serían, por tanto: -3, -2, -1, 0 y 1; más el torreón. En total, se han planificado 210 habitaciones en cuatro tipologías (en la nueva estructura), a las que se suman cuatro suites.

Por encima de las posibilidades alojativas, las fuentes destacan la capacidad que tendrían sus salones, que serían de los mas grandes de la provincia, por lo que estaría enfocado sobre todo al turismo de negocios y convenciones. A ello, se une la cercanía a la capital, con buenas comunicaciones con el PTA, el aeropuerto y el Centro, pero sin las aglomeraciones urbanas del resto de establecimientos, la mayoría ubicados en el casco histórico. A este respecto, el salón principal rondará los 800 metros cuadrados, y dispondrá de al menos otros tres, de unos 200 metros cuadrados cada uno.

Además, el proyecto incluye restaurantes, tiendas y un Spa con una sala de talasoterapia y un gimnasio; así como una plaza, de unos 3.000 metros cuadrados, y otros 30.000 de zonas verdes, con un lago artificial.

Tres posibles vías

Grupos inversores nacionales e internacionales y cadenas hoteleras ya están estudiando las posibilidades de hacerse con este espacio, de cuya comercialización se ocupa ‘Black Lion Properties’, agencia con sede en Marbella, dedicada a la venta de inmuebles y el asesoramiento de inversiones en grandes activos inmobiliarios.

Los terrenos pertenecen a la sociedad Inmuebles, Rentas y Servicios 2011. Durante años estuvo en manos del Grupo Mirador, que fue el que inicialmente proyectó el uso hotelero e inició las obras en el exterior. Posteriormente, los actuales titulares han rehabilitado el caserón histórico, por lo que se da por ejecutado en torno al 15% de la edificación y el 25% de la inversión económica requerida.

De entrada, el escenario contempla tres posibles vías: terminar el proyecto original; modificar el existente o hacer uno nuevo, pero siempre con uso exclusivo hotelero. Como principal requisito, en ningún caso las nuevas edificaciones podrán elevarse por encima de la cota del palacio. Durante los años de abandono, el Cortijo Jurado se convirtió en un punto de peregrinación de los aficionados a lo paranormal, que acudían atraídos por los supuestos fenómenos que ocurrían en su interior. Los accidentes, por el mal estado de la estructura, obligaron a vallar toda la zona y prohibir la entrada.