Diario Sur

Alba da señales de vida

La joven se encuentra en buen estado y feliz junto a su novio.
La joven se encuentra en buen estado y feliz junto a su novio. / SUR
  • La joven malagueña de 27 años que viajó a Marruecos con su nuevo novio se pone en contacto con su familia siete meses después. "Vive en el norte de Europa. Está más delgada, tiene trabajo y está feliz", cuenta su madre.

La pesadilla por fin ha terminado después de siete largos meses de angustia. María del Alba López Pérez finalmente dio señales de vida. Este domingo día 18 llamó a su familia por la tarde para comunicarles que se encuentra en buen estado y que quiere recuperar el contacto con ellos. "Fue una alegría tremenda. Por fin estamos todos tranquilos. Sabemos que está sana y salva", explica a SUR Ana María Pérez, la madre de esta joven malagueña de 27 años a la que perdieron la pista en Marruecos en octubre del año pasado. Hasta allí viajó en verano para conocer a la familia de su nuevo novio de origen marroquí, Abdul. La chica, que tiene un niño de tres años que vive con su ex marido en Córcega, reside desde el pasado mes de enero en el norte de Europa, aunque prefieren no concretar en qué país. "Está más delgada, trabaja y se siente muy feliz con su pareja. Después de vivir un tiempo en Marruecos, volvieron a Europa juntos", explica su progenitora quien admite que, antes de perdonarla, "se la lie por teléfono por todo lo que hemos pasado desde que dejó de llamar".

Alba, tal y como adelantó SUR el pasado 13 de mayo, viajó a Marruecos el verano pasado para pasar una temporada con la familia de su nueva pareja. Sin embargo, desde octubre, no tenían noticias de ella y se temían lo peor. "No sabíamos si estaba viva o muerta y esa duda no te deja vivir", recuerda la madre. Según cuenta Ana, su hija se encontró navegando por Internet las noticias sobre su búsqueda y fue entonces cuando decidió llamar a su abuela para calmar a toda la familia. "Nos ha mandado fotos actuales y tiene un perfil nuevo de Facebook desde donde vamos a intercambiar información. Tenemos que ponernos al día de muchas cosas", dice ilusionada su madre.

La madre de Alba, Ana, y la abuela de la joven con la denuncia que presentaron ante la policía y una foto de la chica con su hijo.

La madre de Alba, Ana, y la abuela de la joven con la denuncia que presentaron ante la policía y una foto de la chica con su hijo. / R.A.

"Una nueva etapa"

Ana prefiere ser cauta a la hora de abordar los motivos que alejaron a Alba de su familia durante tantos meses. Al parecer, "rencillas familiares" y "problemas con el padre de su hijo" le empujaron a poner tierra de por medio y emprender una nueva vida. Muy lejos. "Tengo que respetar su decisión aunque no la comparta. Nosotros -en alusión a su madre, su tío y su otro hijo-, por nuestra parte, vamos a seguir en contacto con mi nieto, su hijo", insiste.

Nada más hablar con Alba la mujer se puso en contacto con la policía que llevaba su caso tras la denuncia por desaparición que interpusieron el pasado 23 de febrero. Los agentes llamaron a su vez a la joven para descartar que esté coaccionada o que la retengan en contra de su voluntad, según relata de la madre.

Aún no han hablado de cuando se reunirá la familia. Por el momento, se conforman con saber que está bien, feliz y dispuesta a mantener el contacto.