Diario Sur

El riego inteligente del parque ahorrará casi 29.000 metros cúbicos de agua y más de 21.000 euros

El nuevo sistema de riego
El nuevo sistema de riego / Álvaro Cabrera
  • El sistema de telegestión tiene capacidad para actuar por sí mismo dependiendo de la situación meteorológica, la humedad del terreno y las necesidades hídricas de las diferentes especies botánicas

El Parque de Málaga dispone de un sistema de telegestión del riego que permite un ahorro anual estimado de agua de 28.859 metros cúbicos de agua, lo que supondría un ahorro de unos 21.212 euros. Este nuevo procedimiento aglunita la monitorización, el control y la gestión del riego de uno de los enclaves verdes más emblemáticos de la ciudad.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha presentado hoy este sistema inteligente que es capaz de actuar por sí mismo dependiendo de la situación meteorológica y de la humedad del terreno. Ha sido desarrollado por Sosteco, empresa malagueña de emprendedores tecnológicos de reciente creación.

El riego puede controlarse a través a un smartphone o una tablet, ya que se gestiona mediante una aplicación web desarrollada por esta empresa malagueña. A través de los dispositivos móviles se puede activar o desactivar el riego, ya sea en tiempo real o programando una hora de inicio y una hora de finalización. Mediante los sensores de humedad se puede saber el estado del terreno.

El sistema inteligente de riego actúa de forma programada y por sectores. Cuando los sensores detecten que el terreno de un sector tiene la humedad necesaria (por que haya llovido o por cualquier otra circunstancia) automáticamente se desactiva y no dejará regar dicho terreno hasta que lo necesite. Cuando esto ocurre la aplicación web se actualiza y el sector pasa a estar “Húmedo”, con lo cual se asegura que de ninguna manera tengan exceso de agua, haciendo posible de esta manera un ahorro considerable del consumo del líquido elemento en el Parque. Además, permite el riego diferenciado dependiendo de las necesidades hídricas de cada especie.

Antes de la instalación de este sistema el Parque de Málaga consumía anualmente 55.163 metros cúbicos, con el nuevo modo de riego el gasto de agua pasa a unos 26.302 metros cúbicos, lo que supone un ahorro estimado del 52,3%.

Además del agua, el sistema de riego inteligente implica un ahorro en electricidad y en tiempo de dedicación al riego, por lo cual los operarios dedicados a estas tareas pueden aplicar sus horas de trabajo a labores de mantenimiento y control de la jardinería.

Posibilita el almacenamiento de datos con el cual se puede, por ejemplo, tener un control estadístico del agua consumida. También permite detectar posibles fugas en la instalación, al estar controlado el consumo de agua en cada uno de los puntos de riego.

Para hacer posible su funcionamiento ha sido necesario realizar una redistribución de la red de tuberías, que ha incluido la sustitución de aquellas que estaban deterioradas. Se han instalado también electroválvulas para el control inteligente del sistema de riego, bypass de seguridad para poder activar el riego de forma manual y filtros de malla en cada uno de los puntos de riego para la protección de los elementos sensibles.

La telegestión del riego necesita la instalación de una red mesh (red inalámbrica en malla) para el control de cada uno de los puntos de riego; un concentrador que permite tanto la recepción de los diferentes parámetros de cada punto como la actuación sobre los mismos; sensores de humedad en cada sector y una estación meteorológica. El sistema se soporta a través de una aplicación web que sido desarrollada específicamente para poder gestionar la red.

Comunicación vía radio

La comunicación entre el concentrador y los módulos instalados en cada sector se realiza por radio en banda libre, con lo cual se evitan gastos en concesiones de licencias de telecomunicaciones.

Si se produjera el fallo de algún dispositivo el sistema busca, de forma inteligente, caminos alternativos en la red para poder comunicarse, con lo que se garantiza su funcionamiento. El servidor central, además, tiene un software de gestión por el que los ciudadanos podrán acceder a datos sobre consumo, ahorros y estado del sistema, contribuyendo con ello al ejercicio de transparencia que desarrolla el Ayuntamiento de Málaga.