Más de 1.400 escolares reciben formación para saber cómo actuar en caso de una parada cardiaca

vídeo

Un momento de la formación impartida / Foto: carlos Moret / Vídeo: R. Aparicio y Carlos Bueno

  • Los estudiantes han participado en un curso sobre técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar coordinado por el 061

Más de 1.400 escolares de educación secundaria y bachillerato de diversos colegios e institutos de la provincia de Málaga se han entrenado esta mañana en reanimación cardiopulmonar en un curso celebrado en el Complejo Deportivo de la Universidad de Málaga, coordinado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias 061, con la colaboración de varias instituciones públicas de la provincia. El acto se ha celebrado con motivo Día Europeo de la Parada Cardiaca. Ochenta docentes han participado para dar a los alumnos nociones básicas de cómo hay que actuar en caso de que una persona sufra una parada cardiaca.

A la inauguración han asistido el delegado provincial de Salud, Daniel Pérez; el director de Deportes de la Universidad de Málaga, Pedro Montiel; el vicepresidente segundo del Colegio de Médicos de Málaga y director de la Escuela de Reanimación Cardiopulmonar (RCP), Andrés Buforn; el director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría; la directora del Servicio Provincial del 061, Auxiliadora Naranjo, y el coordinador andaluz del Plan Nacional de Reanimación Cardiopulmonar, Ángel García Arjona.

Los docentes que han impartido el curso pertenecen al 061, los hospitales Regional Carlos Haya y Clínico Universitario, los distritos sanitarios de Málaga-Guadalhorce y Costa del Sol, la Asociación EXPAUMI (Asociación de Expacientes de la Unidad de Medicina Intensiva), el Plan Nacional de RCP, el Colegio de Médicos de Málaga y su Escuela de RCP, el SAMU, los Bomberos y Cruz Roja.

Cada año, en España se producen en torno a 25.000 paradas cardiacas extrahospitalarias. Esta patología afecta a una población con una edad media en torno a los 60 años y, en muchos casos, es la primera manifestación de una enfermedad cardiaca silente hasta ese momento. La supervivencia de mucha de las víctimas depende de que se aplique la reanimación cardiopulmonar en los primeros tres o cuatro minutos, lo que puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50 por ciento de los afectados.

Por eso, se está impulsando una resolución del Parlamento Europeo, que en junio de 2012 aprobó una declaración en la que pedía a la Comisión y al Consejo Europeo que adopten y trasladen a los países miembros una serie de medidas para mejorar la atención y los resultados de la reanimación cardiopulmonar en Europa.

Temas