Violentas tormentas dejan al menos seis muertos y grandes daños en Italia

AGENCIAS

roma. Al menos seis personas, cuatro de ellas de una misma familia, murieron a raíz de las violentas tormentas que azotaron ayer Italia, especialmente la ciudad de Livorno en la Toscana (norte-centro), según anunciaron los bomberos. Cuatro personas fueron halladas muertas en su casa inundada en Livorno, donde en cuatro horas cayeron 40 centímetros de lluvia, transformando las calles en ríos y arrastrando vehículos.

Según el diario local 'Il Tirreno', las víctimas son un niño, sus padres y uno de sus abuelos. El quinto cadáver fue hallado en una zona devastada por los deslizamientos de tierra, mientras que un sexto cuerpo fue encontrado en un barrio cercano, informaron los bomberos, que señalaron que otras dos personas se encuentran desaparecidas.

«La situación es muy difícil, es crítica. Tememos un desastre», declaró el alcalde de Livorno. Filippo Nogarin confirmó que la zona ha sido declarada oficialmente en «estado de calamadidad» y advirtió de que la alerta meteorológica emitida para la zona no presagiaba lo que finalmente ha terminado ocurriendo. En este sentido, recordó que Protección Civil solo había decretado una alerta naranja.

Cierre del metro en Roma

En efecto, el servicio de protección civil activó la alerta naranja en Florencia. Las lluvias torrenciales comenzaron durante la noche anterior en el norte de Italia y barrieron el país en dirección sur. En Roma, la capital, se cerraron los pasos subterráneos como medida de precaución. La alcaldesa de la capital, Virginia Raggi, pidió a los ciudadanos que permanezcan en sus casas.

Además las lluvias torrenciales afectaron al servicio ferroviario del entorno de Roma, como por ejemplo el que enlaza la capital con el aeropuerto de Fiumicino, así como de los ferris hacia y desde las islas de Ventotene y Ponza, frente al litoral del Lacio.

El principal sindicato de agricultores italiano, Coldiretti, explicó que los efectos de las lluvias eran aún más graves debido a la sequía que se registraba en Toscana, lo que hace que la tierra no pueda absorber el agua. «La tropicalización del clima acarrea un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, con olas de calor, formación de nubes importantes, violentos granizos que asolan la producción agrícola nacional», precisó Coldiretti.

Fotos

Vídeos