Turquía libera a un periodista alemán retenido desde hace un año

La medida se aprueba tras la reunión entre la canciller Angela Merkel y el primer ministro Bildirim para recomponer la relación bilateral

JUAN CARLOS BARRENA BERLÍN.

Pocos días después de cumplir un año encarcelado en régimen de aislamiento y como sospechoso de colaboración terrorista, sin acusación oficial ni procesamiento, el periodista germano-turco Deniz Yücel, corresponsal del diario conservador alemán 'Die Welt', fue liberado este viernes por un tribunal de Turquía. Contemplado por los medios de comunicación germanos como un rehén del régimen del presidente Recep Tayip Erdogan, Yücel abandonó inmediatamente Estambul y voló a la capital germana, pocas horas después de que la Fiscalía turca formulara su acusación y exigiera para él una pena de 18 años de cárcel.

La detención de Yücel el día de San Valentín de 2017 condujo a la más grave crisis en las relaciones entre Berlín y Ankara. «Deniz Yücel es un terrorista, un agente. Mientras sea presidente jamás será liberado», afirmó Erdogan pocas semanas después de que el periodista ingresara en prisión preventiva. La captura de Yücel, como la de una decena mas de ciudadanos alemanes en el último año en Turquía, fue considerada una maniobra para presionar al gobierno de la canciller federal, Angela Merkel.

Desde la fallida asonada del verano de 2016, el régimen de Ergogan reclama en varios países la entrega de supuestos colaboradores de la trama golpista en torno al clérigo exiliado en Estados Unidos Fetulá Gullen. Entre ellos, varios cientos de militares, diplomáticos e intelectuales turcos que han recibido asilo político en Alemania.

El Ejecutivo alemán afirma que no ha habido concesiones al régimen de Ankara. «Les puedo asegurar que no hay acuerdo alguno, contraprestación o, como algunos dicen, 'deal' en relación con este caso», declaró el ministro alemán de Exteriores en funciones, Sigmar Gabriel, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich. Angela Merkel expresó su satisfacción por la liberación de Yücel. Su salida de prisión se produjo un día después de que la canciller recibiera en Berlín al primer ministro turco, Binali Yildirim, con quien conversó sobre vías para recomponer las relaciones bilaterales.

Armas y carros de combate

Fuentes diplomáticas alemanas señalaron que Ankara parece querer acabar con el creciente aislamiento que sufre frente a sus tradicionales socios occidentales, que daña además a la propia economía y el turismo. El Gobierno turco tiene interés además en la compra de armas alemanas y en modernizar sus carros de combate germanos Leopard. Esta última solicitud ha sido congelada por Berlín ante el hecho de que el ejército turco actúa con esos tanques en Siria en su ofensiva contra fuerzas kurdas, una operación que rechazan las autoridades alemanas.

La liberación de Yücel fue celebrada por todo el espectro político alemán y organizaciones de derechos humanos. Amnistía Internacional recordó, sin embargo, que la justicia turca mantiene en prisión a mas de un centenar de periodistas. Y coincidiendo con la liberación de Yücel, un tribunal turco condenó a cadena perpetua a tres periodistas por su supuesta participación en el fallido golpe de Estado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos