El terrorista finlandés quería matar mujeres

El autor de dos muertes en la ciudad de Turku es un marroquí de 18 años que llegó al país hace un año y solicitó asilo

MARÍA MOLINOS

berlín. El ataque que dejo dos muertos el viernes en Finlandia sí fue un atentado terrorista. Las pesquisas están despejando dudas. La policía informó ayer de que el autor del acuchillamiento en la ciudad de Turku -que fue detenido minutos después- es un yihadista marroquí de 18 años que llegó al país nórdico el año pasado como solicitante de asilo. Además, las fuerzas de seguridad han detenido a otras cuatro personas en relación a estos hechos, aunque reconocen que queda mucha investigación por delante.

La policía danesa explicó en rueda de prensa que el agresor se ha negado a cooperar con la investigación y que sigue en cuidados intensivos. Los agentes le dispararon en una pierna para poder reducirle, ya que tras apuñalar a una decena de personas en tres minutos en una céntrica plaza de Turku, se negaba a entregar el arma y se mostraba tremendamente agresivo. El joven atacó principalmente a mujeres, destacaron fuentes de la investigación, que creen que este hecho no es fortuito. Pese a que en un principio se informó de que el terrorista agredía a los viandantes de forma indiscriminada, las fuerzas de seguridad creen que la elección de sus víctimas tenía sistema. «Creemos que las víctimas fueron elegidas al azar, pero su objetivo primordial fueron mujeres», señaló la portavoz de la policía de Turku, Krista Granroth. De hecho, ocho de los diez heridos en el incidente eran mujeres. Y los dos hombres que también fueron apuñalados sólo fueron atacados «por intentar ayudar a las mujeres o detener al agresor», agregó la portavoz.

Sobre las víctimas mortales, las fuerzas de seguridad tan sólo apuntaron que ambas eran mujeres. Una apenas tenía 15 años; la otra, 67. Una murió en el acto, en el lugar de los hechos, mientras que la otra fue trasladada al hospital principal de Turku, donde falleció a consecuencia de las heridas. Entre las personas heridas hay, además de finesas, una sueca, una italiana y una británica, explicó Granroth. Dos de ellas continúan ingresadas en la unidad de cuidados intensivos, aunque al parecer están fuera de peligro, y el resto sufrieron sólo heridas leves. Algunas fueron dadas de alta durante el día de ayer. A consecuencia de la investigación, la policía detuvo en la madrugada de ayer a cuatro personas, todos ciudadanos marroquíes y con relación directa con el agresor, aunque por el momento se desconoce si estuvieron implicados de alguna forma en el ataque. Lo que sí es evidente es que ninguno de ellos estaba fichado. Las fuerzas de seguridad finlandesas reconocieron que por el momento no saben si el autor material es un «lobo solitario» o si forma parte de un grupo más amplio de personas radicalizadas.

Además, informaron de que están colaborando con Interpol para saber si este ataque puede estar relacionado con los de Barcelona y Cambrils, que también fueron perpetrados por jóvenes marroquíes.

Más

Fotos

Vídeos