Reino Unido, dispuesto a pagar 40.000 millones por el 'brexit'

Los negociadores David Davis y Michel Barnier. :: yves heman / reuters/
Los negociadores David Davis y Michel Barnier. :: yves heman / reuters

La cifra quedaría lejos de la horquilla de 60.000 a 100.000 millones de euros establecidos por la Unión Europea para resarcir su abandono

AIDA M. PEREDA

El coste del 'brexit' aún está por ver. El órdago lanzado por Reino Unido para abandonar la Unión Europea podría costarle caro, pero no tanto como prevé el bloque. Según las informaciones ofrecidas por 'The Sunday Telegraph', basadas en fuentes del Gobierno británico que solicitaron preservar su anonimato, Reino Unido estaría dispuesto a pagar hasta 40.000 millones de euros -36.000 millones de libras- por su independencia. Eso sí, a condición de que la UE acceda a negociar el justiprecio en el marco de un acuerdo global que regule sus relaciones futuras, especialmente las de índole comercial entre ambos lados del Canal de la Mancha.

«Sabemos que la actual posición de la UE está en los 60.000 millones de euros, aunque su verdadero límite son 50.000. El nuestro está más próximo a los 30.000, pero podemos llegar a un terreno común en los 40.000, aunque la opinión pública y la clase política aún no están convencidas», precisaban estas mismas fuentes.

Por primera vez, una fuente británica cifra el monto de la factura del 'brexit', si bien se trata de una suma ostensiblemente inferior a la barajada por el bando europeo, establecida entre los 60.000 y los 100.000 millones de euros. Interrogada sobre este tema, una fuente gubernamental se negó a ofrecer comentarios sobre «especulaciones», limitándose a decir que el Ejecutivo británico «respetará sus obligaciones internacionales» en relación a la UE, pero «no pagará más de lo necesario».

Según el rotativo británico, para Reino Unido este monto podría ser una garantía para poder seguir accediendo al mercado único y podría constituir un pago parcial de la cuenta final.

Por su parte, Bruselas mantiene que la futura relación bilateral no se abordará hasta que se hayan aclarado cuestiones como los derechos de los ciudadanos y la frontera en Irlanda del Norte, además de la factura de salida. El diálogo oficial sobre las condiciones de salida de Reino Unido comenzó en junio y prevé concluir en otoño de 2018, a fin de que todas las partes puedan firmar y ratificar el acuerdo antes de la fecha límite del 29 de marzo de 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos