El presidente esloveno Pahor gana los comicios, pero deberá ir a la segunda vuelta

ERLANTZ GUDE

El presidente esloveno, Borut Pahor, ganó ayer las elecciones presidenciales en su país pero sin lograr la mayoría absoluta, por lo que dentro de tres semanas concurrirá a una segunda vuelta junto a Marjan Sarec. Alrededor de 1,7 millones de eslovenos estaban llamados a elegir a quien será los próximos cinco años su presidente, un cargo eminentemente representativo y sin apenas atribuciones ejecutivas, pero con fuerte poder simbólico.

La participación en las elecciones fuemuy baja. El primer sondeo a la salida de las urnas anunciado por la televisión pública al cierre de los colegios otorgaba a Pahor la reelección con el 56% de los sufragios. Sin embargo, con el escrutinio avanzado, Pahor se quedaba al borde de la mayoría - en torno al 47,3% de los apoyos-, frente al 24,7% de Sarec, alcalde de la pequeña ciudad de Kamnik. Al depositar su voto, el propio presidente -en el cargo desde 2012- se había mostrado escéptico sobre su posibilidad de ganar en primera vuelta.

Los duros de la UE

Un total de nueve candidatos, entre ellos cinco mujeres, aspiraban a la presidencia. Pahor se define a sí mismo como un «europeo convencido» que aboga por que Eslovenia se coloque en el «núcleo duro» de una UE «más integrada y competitiva». Se ha presentado como el único candidato con experiencia de estadista y capaz de lograr consenso.

Sin embargo, lo que Pahor ha destacado como experiencia de estadista ha sido denunciado durante la campaña por Sarec como un ejemplo de la permanencia en el poder de los mismos líderes y las mismas políticas. Pahor entró en la política hace casi treinta años, antes de la independencia de Eslovenia.

Fotos

Vídeos