Polonia, Hungría y Chequia, juzgados por no acoger refugiados

ERLANTZ GUDE

La Comisión Europea anunció ayer su decisión de llevar a Polonia, Hungría y la República Checa ante el Tribunal de Justicia de la Unión por no cumplir con sus obligaciones respecto a las cuotas de acogida de solicitantes de asilo. La medida se dio a conocer en una jornada en la que el Ejecutivo comunitario planteó a su vez que la asignación de cuotas solo sea obligatoria en «crisis graves», un cambio con el que confía en salvar las reticencias de los estados que han impedido avanzar en la reforma del sistema de asilo. En casos menos problemáticos, los solicitantes se repartirían en base a «compromisos voluntarios».

En lo referente a la decisión de judicializar el rechazo de los tres países del Este, la Comisión incidió en que Polonia, Hungría y la República Checa incumplieron «sus obligaciones legales». Los Veintiocho acordaron en septiembre de 2015 las cifras de refugiados que cada Estado debía acoger para aliviar la presión migratoria en Italia y Grecia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos