«Estamos perdiendo la batalla contra el cambio climático»

Macron interviene en la jornada inaugural de una cumbre que reúne a medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno. :: ludovic MARIN / afp/
Macron interviene en la jornada inaugural de una cumbre que reúne a medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno. :: ludovic MARIN / afp

Macron dio la voz de alarma en una cumbre para acelerar la lucha contra el calentamiento global al cumplirse dos años del Acuerdo de París

FERNANDO ITURRIBARRÍA PARÍS.

«Estamos perdiendo la batalla frente al cambio climático», advirtió ayer Emmanuel Macron a 55 jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la capital francesa con delegaciones de 131 países y responsables económicos e institucionales en una cumbre organizada con la ONU y el Banco Mundial en el segundo aniversario del Acuerdo de París. Los participantes anunciaron compromisos para luchar contra el calentamiento global que van desde el abandono de las energías fósiles hasta la presión a las empresas más contaminantes para que se sumen, en palabras del anfitrión, al «desafío de nuestra generación, que es ganar esta batalla contra el tiempo y la fatalidad».

La One Planet Summit (Cumbre Un Planeta), nombre en inglés de una iniciativa francesa, fue convocada por Macron tras el anuncio en junio por Donald Trump del abandono por Estados Unidos del Acuerdo de París, alcanzado hace ahora dos años en la conferencia COP-21 y en vigor desde el 4 de noviembre de 2016. El presidente francés interpeló a su homólogo estadounidense en la cadena CBS justo antes del inicio de la reunión sobre su responsabilidad ante la historia, aunque se mostró «bastante seguro» de que va a cambiar de opinión en «los meses o años venideros».

El Gobierno de Washington estuvo representado por un mero encargado de negocios de su embajada en París. Pero la presencia de personalidades como el gobernador de California, Jerry Brown, su predecesor, Arnold Schwarzenegger, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg o el fundador de Microsoft, Bill Gates, plasmó el compromiso de influyentes sectores de la primera potencia mundial contra el desajuste climático.

También acudió el exsecretario de Estado John Kerry, el gobernante que firmó junto a otros 194 países en diciembre de 2015 aquel pacto histórico para que el aumento de la temperatura global a finales de siglo no supere los dos grados, o si es posible grado y medio, respecto al comienzo de la era industrial. A su juicio, la retirada de su país es una «vergüenza» y una «decisión autodestructiva tomada con un fin político». «Donald Trump se ha retirado de París, pero no el pueblo estadounidense», declaró en referencia a los compromisos mantenidos por numerosos Estados, ciudades y empresas de aquel país.

Medio centenar de jefes de Estado y de gobierno respondieron a la invitación de Macron, aunque países grandes emisores de gases de efecto invernadero, como China, India o Canadá, solo estuvieron representados a nivel ministerial. En total la cumbre reunió a más de 4.000 participantes, incluidas delegaciones de 131 países.

En la cita el Banco Mundial anunció que dejará de financiar la exploración y extracción de petróleo y gas a partir de 2019. La institución multilateral indicó que podría contemplar excepciones para los países en vías de desarrollo con necesidades específicas en materia de energía. También adelantó que está «en camino de cumplir su objetivo de que el 28% de sus préstamos para 2020 se destinen a la acción climática».

La Comisión Europea espera movilizar 9.000 millones de euros suplementarios de aquí a 2020 en su plan de inversión exterior (EIP) dirigido a África y a su vecindario cercano para invertirlos en ciudades, energía y agricultura sostenibles.

Presión a las empresas

Por su parte, un grupo de 225 grandes inversores, que gestionan más de 26 billones de dólares, decidió presionar a un centenar de las empresas más contaminantes del mundo para que se sumen a la lucha contra el cambio climático, reduciendo sus emisiones y publicando sus datos financieros relativos al clima. En la lista de las ovejas negras figuran grandes grupos petroleros y gasíferos (BP, Chevron, Coal India...), actores del sector de transportes (Airbus, Ford, Volkswagen...), y grupos mineros y siderúrgicos (ArcelorMittal, BHP Billiton, Glencore...).

Desde la perspectiva de las ONG, que se manifestaron en el centro de París, los compromisos anunciados «no son suficientes» y los resultados de la cumbre dependen en gran parte de la buena voluntad de los actores privados. El paquete de medidas anunciadas incluye «algunas iniciativas interesantes pero muchas cosas recicladas y denota una ausencia de voluntad política fuerte», valoró la asociación Oxfam France, que apuntó la ausencia de nuevas medidas fiscales y reglamentarias vinculantes como la manida tasa sobre las transacciones financieras europeas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos