Todo pendiente del SPD

Los dirigentes del SPD Andrea Nahles y Olaf Scholz, a su llegada a la reunión de la ejecutiva socialdemócrata. :: hannibal hanschke / reuters/
Los dirigentes del SPD Andrea Nahles y Olaf Scholz, a su llegada a la reunión de la ejecutiva socialdemócrata. :: hannibal hanschke / reuters

Los socialdemócratas alemanes ponen fin hoy a la larga espera para saber si sus bases les autorizan a gobernar de nuevo con Merkel

JUAN CARLOS BARRENA BERLÍN.

La reedición de la gran coalición es un asunto resuelto. Por lo menos para la cúpula del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), cuyas bases votaron durante las últimas dos semanas para decidir sobre la continuidad del apoyo de su formación a un Gobierno liderado por la conservadora Angela Merkel. A la espera de que se conociese el resultado de la consulta interna durante la mañana de hoy, el presidente interino del SPD y alcalde-gobernador de Hamburgo, Olaf Scholz, se mostró convencido de que habrá un apoyo mayoritario de los más de 460.000 afiliados a una nueva alianza entre los dos principales partidos germanos. «Lo que sabemos ahora con certeza es que habrá una alta participación», afirmó Scholz poco antes de asistir a una reunión de la ejecutiva socialdemócrata y de que comenzara el recuento del voto por correo de sus bases. Andrea Nahles, designada para asumir la presidencia del más antiguo partido alemán y jefa del grupo parlamentario del SPD en el Bundestag, reconoció estar «un poco nerviosa» ante la incertidumbre sobre el resultado, que «esperemos no sea negativo».

Casi seis meses después de las elecciones legislativas y de Ejecutivo en funciones, los alemanes, pero también sus socios europeos, esperan de una vez por todas que Berlín cuente con un Gobierno estable, dirigido una vez más por Angela Merkel, que iniciaría su cuarta legislatura consecutiva como canciller y lleva ya 18 años al frente de la Unión Cristianodemócrata (CDU).

SI LOS MILITANTES DICEN...

uBueno para Merkel
La canciller encabezaría desde el día 14 un nuevo Gobierno de gran coalición, en el que sería su cuarto mandato consecutivo.
uTranquilizador para Bruselas
La UE despeja una incógnita y puede concentrarse en las reformas pendientes.
uSatisfactorio para el partido
El SPD impulsaría desde el Ejecutivo una agenda social y ocuparía tres ministerios de peso político.
uDuro revés para Merkel
Adiós a la reedición de la gran coalición. Al frente de un Gobierno en minoría, elecciones anticipadas... Probable y más rapido fin de su prolongado liderazgo.
uUn lastre para la UE
El bloqueo en Berlín paralizaría el impulso reformista que propugna el francés Macron.
uCrisis para el SPD
Fuera del poder y con muy malos augurios si los alemanes vuelven a votar.

Un rechazo de los afiliados del SPD a la gran coalición abocaría al país y al continente a una nueva fase de incertidumbre hasta la constitución de un gobierno de minoría conservador, una opción que rechazan Merkel y sus correligionarios, o la convocatoria de elecciones anticipadas, que no se celebrarían antes de dos meses, lo que alargaría aún más la actual situación de interinidad. Un eventual 'no' de las bases del tradicional partido laborista supondría un duro revés para Merkel, que fracasaría en su segundo intento de formar gobierno, tras la ruptura en noviembre de las negociaciones entre conservadores, liberales y verdes, y vería inevitablemente precipitarse el final de su era política.

Unir al partido

Con independencia de lo que digan las urnas socialdemócratas, con su reunión ayer en la Willy Brandt Haus la dirección del SPD quiso dejar claro que comienza el debate sobre el proceso para su renovación. Pese a las diferencias entre los defensores y detractores de la gran coalición, Scholz subrayó que la discusión sobre la participación o no en esa alianza «ha unido» al partido y reveló que ese debate ha hecho ganar a su formación 50.000 afiliados en lo que va de año. Otros dirigentes como el ministro de Justicia, Heiko Maas, exigen incluso que el mayor crítico de la gran coalición, el líder de las Juventudes Socialistas (Jusos), Kevin Kühnert, juegue un papel relevante en el proceso de renovación de la formación. «El SPD saldrá reforzado y unido de la votación interna (...) gracias también a Kevin Kühnert y los Jusos», dijo Maas.

Un 76% de las bases autorizaron en la votación celebrada a finales de 2013 la formación de una gran coalición. El resultado que se anunciará esta mañana se espera que sea mucho más ajustado, por las reticencias de muchos afiliados ante los castigos que su formación sufre en las urnas al término de las legislaturas en las que actúa como socio menor de los conservadores.

Un fuerte argumento para renovar esa criticada alianza han sido las concesiones arrancadas por el tradicional partido de izquierdas a la derecha alemana. Análisis independientes de los más de 170 folios que componen el acuerdo de coalición entre el SPD y los cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU/CSU) revelan que más de un 70% del mismo viene a cumplir promesas hechas por los socialdemócratas durante la campaña electoral. Los socios menores de Merkel han conseguido además adjudicarse carteras relevantes como las de Exteriores, Finanzas o Trabajo.

Vivir del pasado

Muchos afiliados se han visto también empujados a votar a favor de la gran coalición ante el temor de una nueva catástrofe electoral en unos eventuales comicios anticipados. Los últimos sondeos sobre la intención de voto de los alemanes revelan que el SPD quedaría incluso por detrás de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Pero, frente al optimismo de sus líderes, antiguos dirigentes del SPD como Peer Steinbrück dicen que su formación ha perdido el sentido de la realidad. Ministro de Finanzas en la primera gran coalición de Merkel y su rival electoral en los comicios de 2009, Steinbrück afirma en declaraciones al semanario 'Der Spiegel' que el SPD «vive de los álbumes de fotos de décadas pasadas» y que «tras sucumbir sonadamente» en las tres últimas elecciones generales, «ya no está a la altura de los tiempos» y corre el riesgo de perder definitivamente su cercanía al pueblo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos