Los países europeos recuerdan la dificultad del trabajo pendiente

Mariano Rajoy. :: reuters/
Mariano Rajoy. :: reuters

Inciden en la relevancia de desbloquear las negociaciones, mientras que Rajoy alude al «intenso» vínculo económico con las islas

ERLANTZ GUDE

El acuerdo entre Bruselas y Londres suscitó reacciones de satisfacción entre los actores de la Unión Europea. El presidente del Gobierno Mariano Rajoy recalcó que el pacto «evita el riego de una ruptura traumática que podría tener consecuencias muy negativas». Evidenció que, con todo, la separación ocasionará agravios a las partes, «pero, si los minimizamos, mejor para todos». Rajoy felicitó a los negociadores de la Comisión Europea y a la primera ministra británica, Theresa May, por sus esfuerzos. Y destacó que ha de preservarse la «intensa» relación económica del Reino Unido con España , «en beneficio de los dos pueblos». De cara al futuro, emplazó a «que el próximo octubre se pueda cerrar definitivamente todo».

El Gobierno alemán, a través de su portavoz, Steffen Seibert, calificó como «paso adelante» el acuerdo, aunque llamó a la calma apelando al largo camino por delante hasta diseñar los pormenores del divorcio. «Incluso si el Consejo Europeo decide pasar a la segunda fase de las negociaciones del 'brexit', esta será altamente compleja».

Entretanto, el ministro galo de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, destacó que «el sentido común está prevaleciendo en las conversaciones entre Bruselas y Londres». El canciller esgrimió que «queríamos que las condiciones para la salida de Reino Unido estuvieran claramente definidas para poder avanzar hacia otra fase. Eso es lo que sucederá ahora, espero», adujo. Le Drian no desaprovechó la oportunidad para ensalzar el trabajo del negociador jefe de la Unión Europea para el 'brexit', el francés Michel Barnier.

Desde Italia, el ministro de Desarrollo Económico, Carlo Calenda, definió el acuerdo como «una gran oportunidad para que Europa se recupere», al dejar atrás un «período de incertidumbre». Con todo, Calenda no ocultó su pesar por la marcha de Reino Unido. «Es una pena», señaló.

Una curiosa reacción fue la del premio Nobel de Economía de este año, el estadounidense Richard Thaler -que recibirá mañana su galardón en Estocolmo-, que dijo no ser optimista sobre la posibilidad de que el 'brexit' se culmine con una entente satisfactoria para ambas partes.

«No soy optimista, porque la Unión Europea no tiene incentivos para darle un buen tratamiento al Reino Unido, entre otras cosas porque no quiere sentar un precedente para otras situaciones», esgrimió. A juicio de Thaler, «no habrá beneficio económico para Londres. La cuestión es cuánto tendrá que pagar».

Ganancias de bolsas y libra

Por otra parte, el acuerdo entre la Unión Europea y Reino Unido, junto a los buenos resultados del sector bancario, impulsaron al Ibex-35 a recuperar la cota psicológica de los 10.300 puntos. El índice español cerró la sesión con un crecimiento del 0,57% que lo situó en los 10.321 enteros. En la semana ha remontado un 2,34%.

El resto de las principales plazas del Viejo Continente también sumaron ganancias. A la cabeza se sitúo el FTSE MIB de Milán, que escaló un 1,40%, seguido del FTSE 100 de Londres (+1,00%), el Dax 30 de Fráncfort (0,83%) -que consolida los 13.000 puntos alcanzados el jueves- y el CAC 40 de París (+0,28%).

Entretanto, la libra esterlina reaccionó con una subida del 0,45%. La divisa nacional británica cotizó a 1,149 euros, llegando a su máximo nivel desde principios de junio. También experimentó un incremento frente al dólar, al situarse en 1,350 dólares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos