Un nuevo paso atrás en la batalla del relato sobre el referéndum

A. LORENTE ALLÍN.

t La noticia se confirmó el miércoles y pocos en Bruselas podían creérselo. ¿Qué no viene? ¿Tampoco a la cena? Mariano Rajoy, esgrimiendo que la cita era informal y que no se iban a aprobar conclusiones, decidió faltar a su primera cumbre europea desde que es presidente del Gobierno, a solo 48 horas del referéndum.

«Son horas muy complicadas y el presidente, precisamente porque está preocupado, ha decidido quedarse en Madrid para seguir muy de cerca lo que suceda», justifican fuentes diplomáticas. Sin embargo, su ausencia ha sorprendido y mucho en círculos comunitarias ya que se esperaba que al igual que hizo con Trump, sacase pecho con el apoyo de todo el club. «No hace falta. Es rotundo y contundente», explican estas mismas fuentes. Sin embargo, la batalla del relato se le sigue atragantando a Rajoy a nivel mediático, que ve cómo solo se habla de la reacción (judicial o policial) y no de la acción (la ilegalidad de la Generalitat).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos