Muere una niña kurda tiroteada en una persecución policial en Bélgica

La pequeña, de dos años, viabaja en una camioneta junto a una treintena de inmigrantes cuando fue impactada por una «bala perdida»

COLPISA / AFPBruselas

Una niña kurda de dos años ha fallecido por disparos de bala durante una persecución policial en la noche del miércoles al jueves de una camioneta en la que viajaba la menor junto a una treintena de inmigrantes de origen kurdo en Bélgica, según ha informado la prensa local.

La persecución se produjo entre las poblaciones de Namur y Maisières, cerca de Mons, en el sur del territorio belga.

«La autopsia ha permitido constatar que una bala perdida es la causa de la muerte», dijo al diario francófono La Libre Belgique el portavoz de la Fiscalía de Mons, Frédéric Bariseau. Se investiga si el disparo fue efectuado por las fuerzas policiales, que habrían abierto fuego para intentar detener el vehículo tras una persecución en el sur del país, según detalló el jueves la fiscalía de Mons. La niña, que iba en la camioneta, murió en la ambulancia que la trasladaba al hospital.

«La investigación deberá determinar si es el caso o no. Mantenemos la prudencia al respecto», afirmó, sin detallar si en el interior de la camioneta había armas o no.

Por su parte, el ministro del Interior belga, Jan Jambon, escribió un tuit acompañado de un artículo sobre la muerte de esta niña «por una bala perdida». «Acontecimiento trágico con consecuencias dramáticas. Investigación en curso», señalaba en su mensaje.

La fiscalía señaló el jueves que la niña «no murió como consecuencia de los disparos de los policías» y mencionó otras tres causas posibles: una enfermedad, un accidente relacionado con la conducta del conductor de la camioneta o un golpe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos