Merkel y los socialistas tardan horas en acordar la hoja de ruta de la negociación

Horst Seehofer./
Horst Seehofer.

Alemania bate su récord de tiempo consumido sin un pacto para la formación del Gobierno

JUAN CARLOS BARRENA BERLÍN.

Casi tres meses después de las elecciones legislativas, Alemania sigue sin nuevo gobierno y el país batía este miércoles un nuevo récord: nunca en la historia de la República Federal se ha tardado tanto en alcanzar un acuerdo de la formación de un Gobierno. Entre tanto, los partidos de la Unión de cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU y CSU) y los socialdemócratas (SPD) se pusieron ayer de acuerdo para crear una hoja de ruta con la que guiarse en las conversaciones de sondeo para una posible renovación de la 'gran coalición' que gobierna el país, actualmente de manera interina.

El pacto fue alcanzado tras siete horas de arduas conversaciones entre los líderes de las tres formaciones implicadas, la canciller, Angela Merkel (CDU), el primer ministro de Baviera, Horst Seehofer (CSU), y el presidente del SPD, Martin Schulz, así como los jefes de los respectivos grupos parlamentarios en el Bundestag, y permite aventurar que hará falta un largo diálogo para llegar a un consenso.

Retiro en el monasterio

Y la complicada situación tras el fracaso hace un mes del intento de conservadores, liberales y verdes para formar una coalición hace que ni un solo observador político contemple la posibilidad de un acuerdo entre CDU/CSU y SPD antes de Semana Santa, si es que finalmente llega a alcanzarse. Merkel, Seehofer y Schulz acordaron llevar a cabo las conversaciones de sondeo una vez pasadas las festividades navideñas entre el 7 y el 12 de enero. El retraso se debe a que los diputados socialcristianos bávaros celebran entre el 4 y el 6 de enero su tradicional reunión anual de comienzos de año en el monasterio de Seeon.

Los tres partidos pactaron además celebrar esos contactos con la máxima discreción, con el compromiso de que no haya filtraciones a la prensa y que la información sobre el desarrollo de las conversaciones se ofrezca a través de comunicados conjuntos.

El catálogo de temas a debatir abarca 15 apartados y comenzará por los presupuestos y la fiscalidad, al que seguirán los de economía, energía, familia y migración e integración de refugiados, entre otros. En la declaración hecha pública tras la reunión se habla de «atmósfera de confianza» y se anuncia que las tres formaciones prepararán a comienzos de año por separado esas conversaciones preliminares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos