Merkel inicia con viento a favor una anodina campaña

Angela Merkel, en animada charla con una monja durante un acto electoral de su partido, la CDU, en Dortmund. :: PATRIK STOLLARZ / afp/
Angela Merkel, en animada charla con una monja durante un acto electoral de su partido, la CDU, en Dortmund. :: PATRIK STOLLARZ / afp

La líder conservadora tendrá que elegir previsiblemente entre liberales, socialistas y verdes un compañero para formar Gobierno

MARÍA MOLINOS BERLÍN.

La cuenta atrás para las elecciones generales en Alemania ha empezado. Y la canciller Angela Merkel, que aspira a un cuarto mandato, encabeza con claridad las encuestas en una campaña que ha arrancado entre anodina y somnolienta, un arma de doble filo para las ambiciones de la canciller alemana.

«Por una Alemania en la que vivamos bien y a gusto». Ese es el lema elegido por la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y toda una declaración de intenciones, porque el mensaje va tan solo acompañado de una imagen sonriente de la canciller. Ella es, más allá de programas y eslóganes, la gran baza de los conservadores. Es pragmática, estable y ponderada, algo que gusta en amplios sectores de la población alemana, más allá de políticas concretas.

La CDU ha apostado además por una campaña tranquila. De perfil bajo y sin confrontaciones directas. Muy acorde con el carácter de Merkel y con el viento a favor que le pronostican los sondeos. La canciller participará en 50 actos electorales en las próximas seis semanas, pero solamente celebrará un debate televisado. Será a principios de septiembre, y tan solo frente a Martin Schulz, el candidato del Partido Socialdemócrata (SPD). Schulz, expresidente del Parlamento Europeo, acusó recientemente a la canciller de practicar la «desmovilización asimétrica» y minar así el juego democrático.

Otro de los carteles de la CDU aboga por disfrutar del verano y «luego en septiembre tomar la elección adecuada». Pero con un 40% de indecisos la apuesta puede resultar arriesgada. Los expertos y las casas de encuestas advierten de que muchos de los simpatizantes conservadores, viendo seguro el éxito de Merkel, podrían optar por quedarse en casa el día de las elecciones.

¿Coalición 'Jamaica'?

Las encuestas apuntan de forma coincidente hacia un nuevo triunfo de la canciller. Según los últimos sondeos, la CDU obtendría en las elecciones entre el 38% y el 40% de los votos, a gran distancia del SPD, que lograría entre un 23% y un 24% de los sufragios. A continuación vendrían otras cuatro formaciones, todas con alrededor del 8% de las papeletas: La Izquierda, Los Verdes, el Partido Liberal (FDP) y los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD).

Con las urnas, sin embargo, no acabará el toma y daca político. Porque las encuestas no prevén que la CDU alcance la mayoría absoluta, algo que solo ha sucedido en una ocasión desde la II Guerra Mundial. Tras el 24 de septiembre los conservadores tendrán que buscarse -al menos- un socio minoritario de gobierno. Su compañero natural es el FDP (liberal), pero puede que los escaños de unos y otros no alcancen para formar una mayoría sólida en el Bundestag. Entonces habría que mirar hacia otro lado. A los socialdemócratas, de nuevo, aunque ni la CDU ni el SPD desean repetir la actual 'gran coalición'. O a Los Verdes, con un perfil muy moderado en estas elecciones y tesis coincidentes en cuestiones como el cambio climático y los refugiados. Algunos expertos hablan también de una posible -y nunca probada- coalición 'Jamaica', un tripartito en la que participasen la CDU, identificada con el color negro, los liberales (amarillo) y los Verdes.

Fotos

Vídeos