La mano derecha de Juncker hablará español

Clara Martínez será desde el 1 de marzo la jefa de Gabinete del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. :: O. Hoslet / efe/
Clara Martínez será desde el 1 de marzo la jefa de Gabinete del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. :: O. Hoslet / efe

El presidente de la Comisión nombra a Clara Martínez su jefa de Gabinete, tras confirmarse la marcha de De Guindos al BCE

ADOLFO LORENTE BRUSELAS.

El poder en la sombra de la Comisión Europea hablará español a partir del 1 de marzo. El presidente, Jean-Claude Juncker, decidió ayer apostar por Clara Martínez Alberola (Valencia, 1963) para ser su jefa de Gabinete, su mano derecha. El poder. Porque en las altas esferas políticas, ostentarlo es lo más parecido a esto. Funcionaria comunitaria, ejercía de jefa de gabinete adjunta desde que el luxemburgués llegó al cargo el 1 de noviembre de 2014. «Nunca antes una mujer había ocupado este puesto y, además, es española», enfatizó Juncker, quien no pasó por alto la oportunidad de recordar que Luis de Guindos será el próximo vicepresdente del BCE. Tras muchos años de travesía por el desierto, España está saboreando su particular semana fantástica en la misma capital comunitaria.

Que lo ocurrido ayer en el Colegio de Comisarios fue relevante lo evidencia el hecho de que Juncker bajase a la sala de prensa en una de sus contadísimas comparecencias para hablar exclusivamente de lo suyo, la Comisión. El movimiento de piezas ideado en el organigrama a solo 20 meses de su marcha es sísmico. Lo es, sobre todo, porque su todavía jefe de Gabinete, el alemán Martin Selmayr, ha sido elegido nuevo secretario general tras la jubilación del holandés Alexander Italianer.

Brillante y temido a partes iguales, Selmyr domina el entramado comunitario como si fuese el patio trasero de su casa. Ahora que se está debatiendo sobre si el futuro presidente de la Comisión debe seguir saliendo de las urnas (el llamado 'Spitzenkandidaten'), Juncker ha decidido dar un puñetazo encima de la mesa adelantántandose a posibles maniobras de los Estados miembros colocando a una persona que conoce a la perfección de qué pie cojea cada capital europea. «Viene de Alemania, pero no es alemán. Aquí no miramos a la gente por su nacionalidad», zanjó un enojado Juncker.

Condecoración de Rajoy

La 'nueva Selmayr' será Clara Martínez, que, pese a ser la funcionaria comunitaria española con más influencia en el kilómetro cero del club, había logrado pasar desapercibida ante los medios de comunicación. Es el abecé de todo fontanero político. Sin embargo, su lista de seguidores en Twitter comenzó a subir como la espuma tras filtrarse un nombramiento que adelantó este periódico en su edición digital.

«He querido nombrarla -y es mi decisión, no del Colegio-, porque en dos años y medio he observado que tiene un conocimiento del asunto comunitario fuera de lo normal. Es española, pero sobre todo europea. Será la primera mujer llamada a cumplir estas funciones. Lo celebro. Los comisarios han acompañado la decisión con aplausos», enfatizó Juncker.

La relevancia del cargo es tal que Mariano Rajoy escribió personalmente un mensaje en Twitter (firmado MR) en el que se felicitaba de poder hablar español con una persna clave en el organigrama comunitario. «Es un gran acierto», dijo. No hay que olvidar que hace ahora dos años, el propio presidente del Gobierno condecoró a Selmayr y Martínez con la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III y la Cruz de Isabel la Católica, respectivamente.

También con Barroso

Licenciada en Derecho por la Universidad de Valencia y exalumna del prestigioso Colegio de Europa de Brujas -la cantera de la élite comunitaria-, es funcionaria desde 1991, donde ha pasado por varias carteras como Mercado Interior hasta que fue llamada a filas para formar parte del Gabinete del anterior presidente, el portugués Jose Manuel Durao Barroso, entre 2005 y 2014. A finales de aquel año llegó Juncker y le designó su mano izquierda. Dentro de unos días, será la derecha. Casada y con tres hijos, irradia europeísmo. «Trabajar aquí es un privilegio, pero es duro, tienes muchísima responsabilidad», confesaba en una entrevista concencida a este periódico el 21 de julio de 2015. Habla castellano, inglés, francés, italiano, algo de portugués y, pese a su currículo, insiste en atribuir a la «suerte» el porqué de su destino. Suerte o no, el poder será suyo.

Asumirá el cargo en un momento clave, decisivo para el futuro del club con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina (mayo de 2019) y la histórica negociación del 'brexit' dominándolo todo. No lo tendrá ni mucho menos fácil, pero Juncker lo tiene claro: «Los próximos 20 meses serán decisivos para cumplir con una Europa que protege, empodera y defiende. Necesito el mejor equipo».

Se llama Clara Martínez, es valenciana y desde el 1 de marzo, la mano derecha de Juncker. El poder.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos