La Liga Norte convoca el día 22 una consulta en Lombardía y Véneto

El líder del partido marca distancias con Cataluña y aclara que se preguntará a los ciudadanos si quieren más autonomía para ambas regiones

DARÍO MENOR CORRESPONSAL ROMA.

«No hay afinidades entre el referéndum de Cataluña y el que tendrá lugar en Lombardía y Véneto el 22 de octubre. Aquí no habrá cargas policiales. 15 millones de personas podrán participar de forma pacífica, regular y legal en una votación sobre la autonomía». El líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, marca las distancias respecto a lo sucedido en España, pues su formación ya no aspira a lograr la independencia de la Padania, el utópico país con el que soñaban los 'liguistas' hasta hace poco desgajando las regiones septentrionales del resto de Italia.

A menos de seis meses de la celebración de elecciones legislativas, Salvini lo que pretende es entrar en los palacios del poder de Roma y para ello no ha encontrado mejor herramienta propagandística que convocar una consulta en las dos regiones que gobierna la Liga Norte. Para no renunciar del todo a sus ideales primigenios e intentar galvanizar a sus electores, ha promovido esta votación cuyo objetivo oficial es saber si los ciudadanos quieren que los gobiernos regionales de Lombardía y Véneto negocien con el Estado la cesión de una mayor autonomía. Sería sólo en aquellos aspectos permitidos por la Constitución, lo que conllevaría la gestión de un porcentaje mayor de los impuestos recaudados en estos territorios.

El referéndum permitirá que la Liga Norte acapare las portadas para intentar construir un relato diverso al de los últimos meses, en los que se ha visto sacudida por los casos de corrupción. En julio fueron condenados el fundador del partido, Umberto Bossi, su hijo, Renzo, el antiguo tesorero, Francesco Belsito, y otros tres empleados de esta formación.

Hace tres semanas las cosas se pusieron aún más feas para Salvini y compañía, pues un tribunal de Génova ordenó bloquear de manera preventiva muchas de las cuentas bancarias de la Liga por haberse embolsado de forma ilícita hasta 56 millones de euros de dinero público. «Es un ataque sin precedentes a la democracia, un acto único en la historia de la República, un intento de la magistratura por sacarnos del juego»,dijo.

Las estrecheces económicas del partido no han impedido que en el referéndum de Lombardía vaya a gastarse dinero público. Costará 50 millones de euros. En Véneto la consulta será más barata. Saldrá por 14 millones de euros. Es en esta última región donde más difícil lo tiene la Liga Norte para que la votación sirva para algo, ya que se antoja difícil alcanzar el quórum del 50% exigido por la ley.

Fotos

Vídeos