Un hombre armado siembra la alarma en una bolera en Inglaterra

Aparentemente ebrio o drogado, retuvo durante horas a dos empleados antes de ser reducido sin que se registrara ningún herido de gravedad

ÍÑIGO GURRUCHAGA CORRESPONSAL LONDRES.

Un hombre de unos 40 años, armado con lo que testigos describían como una escopeta con cañones recortados, retuvo durante tres horas y media a dos empleados de una bolera, hombre y mujer, en un centro recreativo de la localidad inglesa de Nuneaton, cercana a Coventry. El individuo fue finalmente reducido y detenido.

La Policía del condado de Warwickshire no había anunciado anoche la identidad del sospechoso, pero vecinos de la localidad lo nombraron en las redes sociales. El director del centro de entretenimiento, que tiene cines, salas de juegos y restaurantes, afirmó que, según le habían comentado empleados de la compañía, el agresor había sido pareja de la mujer secuestrada.

Se presentó en la puerta del centro a las 15:00 horas (las 16:00 en España), con aspecto desaliñado y con el aire, según algunos testigos, de haber bebido alcohol o tomado alguna droga. «¡Se acabó el juego!», decía avanzando hacia la bolera. Exigió con juramentos a los adultos que se encontraban allí que se fueran. Creó una alarma notable, especialmente al haber allí muchos niños.

Los mecanismos de seguridad y de evacuación parecen haber funcionado correctamente. Los empleados encerraron a los clientes en algunas áreas y facilitaron su traspaso a un hotel próximo. La Policía llegó a los pocos minutos y se aseguró de que el público permanecía encerrado. El secuestrador mostró después en una puerta a un rehén, también varón, al que tenía encañonado, antes de regresar al interior.

Cámaras de televisión apostadas en el exterior captaron tres horas y media después del inicio del incidente el sonido y el fulgor de lo que parecían granadas aturdidoras. Entre diez y veinte policías entraron poco después en el recinto. Solo el presunto secuestrador habría sufrido alguna lesión o trastorno leve.

Fotos

Vídeos