El SPD dice adiós a la era Schulz

Una carroza muestra a Martin Schulz engullido por una picadora, ayer en el desfile del carnaval de Düsseldorf. :: Thilo Schmuelgen / reuters
/
Una carroza muestra a Martin Schulz engullido por una picadora, ayer en el desfile del carnaval de Düsseldorf. :: Thilo Schmuelgen / reuters

Los socialdemócratas alemanes prevén celebrar hoy el relevo en la presidencia del partido, que quedará al mando de Andrea Nahles, jefa del grupo parlamentario

JUAN CARLOS BARRENA BERLÍN.

La era de Martin Schulz al frente de la socialdemocracia alemana (SPD) finaliza hoy. Ante la crisis de liderazgo en el más antiguo partido político germano y las luchas intestinas por cargos y prebendas, la ejecutiva del SPD decidirá previsiblemente nombrar a Andrea Nahles, la jefa de su grupo parlamentario, presidenta en funciones de la formación hasta que sea confirmada en el cargo por un congreso oficial o incluso tras una consulta a las bases. El propio Schulz anunció el pasado miércoles, tras el acuerdo con los conservadores de Angela Merkel para renovar la gran coalición, que renunciaba a la presidencia socialdemócrata y propuso a Nahles como su sucesora, una iniciativa que cuenta con gran respaldo en las bases.

«Respaldo firmemente que Andrea Nahles asuma con rapidez la presidencia del SPD», declaró la vicepresidenta del partido y primera ministra en el Estado federado de Mecklemburgo-Antepomerania, Manuela Schwesig, quien confirmó así la celeridad con la que la dirección del partido podría actuar esta misma jornada. Schwesig subrayó además que tiene sentido que «la más antigua formación de Alemania cuente con un rostro joven y femenino».

Unas declaraciones que fueron apoyadas también desde las distintas agrupaciones regionales, como la de Renania-Palatinado, cuyo presidente, Roger Lewentz, subrayó que «es necesario tener las cosas claras» ante el caos que se vive estos días en el seno de la socialdemocracia y señaló que Andrea Nahles «es capaz» de conducir la renovación del SPD, tanto generacional como programática.

LA CLAVE Los afiliados del partido socialdemócrata deben validar la coalición de gobierno con el CDU/CSU

A su vez, Ralf Stegner, vicepresidente también de los socialdemócratas, exigió el fin de la indisciplina y el debate de personal que reina en el partido. Stegner denunció el debate originado por el expresidente del SPD y actual ministro federal de Exteriores en funciones, Sigmar Gabriel, quien criticó a Schulz, al que llegó a acusar de faltarle al respeto e incumplir su palabra, al comunicar tras el acuerdo de coalición que su intención era asumir el relevo al frente de la diplomacia alemana.

Las críticas de Gabriel a Schulz hicieron que este último renunciara el viernes pasado a entrar en el gabinete de Merkel para asumir la cartera de Exteriores, cargo para el que el SPD busca ya nuevo candidato. Las palabras de Gabriel precipitaron además el fin de la carrera política del presidente saliente del SPD, al que algunos llaman ya Martin el Breve, ya que su 'reinado' al frente de la formación con 153 años de historia no llegará a cumplir ni doce meses tras asumir el cargo en marzo de 2017.

Aunque rebajado voluntariamente a simple diputado tras renunciar a la presidencia del SPD y a dirigir la diplomacia alemana en la nueva legislatura, hay quien considera que gracias a Martin Schulz los socialdemócratas han sacado el máximo rendimiento de sus negociaciones con la Unión de Cristianodemócratas y Socialcristianos Bávaros (CDU/CSU) para formar Gobierno.

Un estudio del Instituto de Tecnología de Karlsruhe realizado con inteligencia artificial y el análisis sistemático del programa electoral de las dos grandes formaciones políticas alemanas revela que la firma del SPD puede apreciarse en el 70% de los compromisos que figuran en el acuerdo para la gran coalición, un documento de 179 páginas. «Podemos darle las vueltas que queramos, pero los ordenadores encuentran de dos a tres veces más vínculos temáticos con el programa del SPD que con el de CDU/CSU», dijo ayer Sven Körner, responsable del análisis.

Jóvenes ministros

Entre tanto, la promesa pública de Angela Merkel de renovar y rejuvenecer el equipo de ministros que Unión Cristianodemócrata (CDU) aportará a su gabinete ha dado pie a todo tipo de especulaciones. A la espera de que la canciller anuncie lo más tarde el 26 de febrero sus nombres con motivo del congreso de su formación, todos los medios dan por sentado que tanto la titular de Defensa, Ursula von der Leyen, como su fiel Peter Altmeier, ministro de la Cancillería que se convertiría en titular de Economía, serán los únicos que repetirán en el consejo.

Interesante resulta que todas las quinielas incluyen en el gabinete a Jens Spahn, declarado rival interno de Merkel que aspira a sucederla y representa al ala más conservadora. De solo 37 años y secretario de Estado parlamentario en el Ministerio de Finanzas la última legislatura, en 2014 fue elegido miembro de la ejecutiva cristianodemócrata desplazando a un hombre de Merkel y contra la voluntad de la canciller. Con su presencia en el Ejecutivo, Merkel contentaría a los conservadores y a los más jóvenes en su propia formación, muy críticos por sus concesiones al SPD.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos