Un ataque a cuchilladas en un súper con un muerto desata la alarma en Hamburgo

Dos agentes, frente al supermercado de Hamburgo escenario del ataque. :: markus scholz / afp

El agresor, que gritó «Alá es grande», sería un islamista radical nacido en Arabia Saudí que entró como refugiado, según fuentes policiales

R. C. BERLÍN.

El ataque a cuchilladas registrado ayer a mediodía en un supermercado de Hamburgo, que dejó un muerto y al menos seis heridos, desató la alarma en la segunda ciudad alemana. Según testigos presenciales, el agresor gritó «Alá es grande» y parecía trastornado. Se trataría de un islamista radical de 26 años nacido en Arabia Saudí que habría entrado en territorio germano como refugiado, según confirmaron fuentes policiales.

El suceso ocurrió en una concurrida zona comercial del barrio de Barmbek, que minutos después de que la Policía recibiera la primera alerta se convirtió en escenario de un despliegue que incluyó a fuerzas antiterroristas. Varios testigos que se encontraban en el comercio en el momento del ataque relataron que su protagonista llevaba un enorme cuchillo o un machete y que había gritado «Dios es grande» inmediatamente después de la primera agresión, que provocó la víctima mortal, un alemán de 50 años.

LOS DATOS

El hombre trató de escapar del súper después de herir a otras cinco personas pero fue perseguido por un grupo de ciudadanos que escucharon gritos de auxilio y asistieron a las escenas de pánico. Uno de ellos, un hombre de 35 años, resultó también herido. A pesar de ello, el grupo logró reducir al atacante y retenerlo hasta que llegaron las fuerzas de seguridad.

La cumbre del G-20, a principios de mes, exigió un despliegue de más de 20.000 agentes

El portavoz de la Policía de Hamburgo, Timo Zill, aseguró que se investiga en varias direcciones y evitó cualquier valoración sobre el trasfondo del ataque o los móviles del agresor. La propia Policía había informado inicialmente de un robo pero más tarde dijo que no podía confirmar esta versión. El popular diario 'Bild' aseguró que se había activado la alerta antiterrorista.

Alerta en Europa

El rotativo más leído en Alemania publicó asimismo una fotografía del presunto agresor, detenido y en el interior de un coche policial, con la cabeza tapada con una bolsa blanca manchada de sangre. Las fuentes policiales aseguraron que se trató de un único atacante, después de que medios locales, en la confusión de los primeros momentos, hablaron de que se buscaba a un cómplice en las inmediaciones del supermercado.

El barrio de Barmbeck, en el noreste de Hamburgo, es una zona residencial de clase media y con una alta proporción de habitantes de origen extranjero. El supermercado pertenece a la popular cadena de centros comerciales Edeka. El ataque ocurre en medio del clima de alerta antiterrorista que Alemania comparte con otros países europeos como Francia o Bélgica. Hamburgo fue escenario a principios de mes de un impresionante operativo policial, con más de 20.000 agentes desplegados para proteger la cumbre del G-20, el grupo de las grandes potencias más los principales países emergentes.

El año pasado, a finales de julio, se produjeron varios atentados de orientación yihadista cometidos por refugiados en el Estado de Baviera, en el sur del país. En dos de los casos murieron los atacantes. El más grave atentado de este signo fue el perpetrado por el tunecino Anis Amri al arrollar con un camión robado a la multitud concentrada en un mercadillo navideño de Berlín el pasado diciembre, con un saldo de doce muertos.

personas murieron en el más grave atentado yihadista en Alemania, el de diciembre pasado en el mercado navideño de Berlín.

Fotos

Vídeos